24 de mayo de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 19:20
Especialidades > Neurología

Una prueba, efectiva para detectar abusos en pacientes con demencia

Investigadores de la Universidad de Salamanca publican un trabajo que ayudará a acabar con este tipo comportamientos

El profesor de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Salamanca Jesús Rivera Navarro.
Una prueba, efectiva para detectar abusos en pacientes con demencia
Redacción
Miércoles, 17 de mayo de 2017, a las 18:10
El papel que juega el cuidador de personas con demencia es muy importante en el día a día del enfermo. Por ello, es necesario garantizar el mejor servicio posible hacia estos pacientes y su calidad asistencial, algo en lo que la comunidad científica también está comprometida. "El maltrato es un problema muy importante del que no se habla y del que habría que alertar a las administraciones públicas", asegura Jesús Rivera Navarro, profesor de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Salamanca.

Investigadores de la Universidad de Salamanca han publicado un trabajo que muestra que un 20% de las personas con demencia sufren algún tipo de maltrato por parte de sus cuidadores, siendo sobre todo malos tratos psicológicos. El objetivo del estudio fue validar una herramienta para detectar el abuso cuidador hacía personas con demencia en España. Para ello entrevistaron a 326 cuidadores de personas con diferentes tipos de demencia, que fueron seleccionadas de diferentes ciudades del noroeste de España.

Los resultados, que han sido publicados en la revista 'European Journal of Ageing', también detectó que un 21% de los cuidadores no se consideran abusadores. Según informa la Plataforma Sinc, para los autores el maltrato más observado ha sido el psicológico y en forma de negligencias, relacionadas suponen con el estrés y la falta de apoyo de las personas encargadas de cuidar a sus propios familiares.

"Hay que diferenciar las conductas que hemos detectado de otros tipo de maltrato, en este caso no se lleva a cabo de forma premeditada ni con saña y, generalmente, no implica violencia física y no estamos hablando de delitos", ha señalado Rivera.

"Queríamos hacer un estudio ambicioso para averiguar cuánto maltrato se produce y de qué formas se presenta, pero es muy complicado detectarlo, ya que no le puedes preguntar a la persona que lo sufre debido, precisamente, a su situación de demencia", apunta el experto, quien además explica que "el motivo suele estar en una mala gestión del cuidado, ya que se trata de una tarea muy dura que desborda a las personas que la llevan a cabo, especialmente, cuando el familiar con demencia pasa por ciertas etapas en las que se vuelven agresivos, insultan o se quieren escapar.

Visibilización

Otra de sus conclusiones es que la herramienta usada, un cuestionario canadiense, denominado Caregiver Abuse Screen (CASE), tiene una clara "utilidad clínica", ya que gradúa las sospechas de maltrato y puede ser una primera herramienta para que posteriormente actúen los servicios sociales si fuera necesario.

Los autores han realizado un trabajo que está en proceso de publicación, en el que se analizan los discursos de los cuidadores en grupos de discusión acerca de cómo viven la atención a la persona con demencia, y donde se evidencian la sobrecarga y la falta de apoyo. Según ha expresado el investigador, este trabajo es "un granito de arena para poner de relieve que existe un maltrato invisible que, aunque no sea grave salvo en casos extremos, no deja de ser importante".