24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 11:50
Especialidades > Neurología

Un desajuste de magnesio en la sangre influye en el desarrollo de demencia

Las personas con niveles altos y bajos de este mineral tienen un 30 por ciento más de posibilidades de trastorno

Los científicos analizaron los niveles de magnesio en sangre.
Un desajuste de magnesio en la sangre influye en el desarrollo de demencia
Redacción
Lunes, 25 de septiembre de 2017, a las 08:00
Las personas con niveles altos y bajos de magnesio en la sangre pueden tener un mayor riesgo de desarrollar demencia, según un estudio del Erasmus University Medical Center (Holanda) publicado en Neurology, la revista médica de la Academia Americana de Neurología.

Para llegar a cabo la investigación se analizó a 9.569 personas con una edad media de 65 años que no tenían el trastorno, cuya sangre se examinó para los niveles de magnesio. Los participantes fueron seguidos durante un promedio de ocho años y en ese tiempo, 823 personas fueron diagnosticadas con demencia. De ellos, 662 personas tenían enfermedad de Alzheimer y se dividió a todos los participantes en cinco grupos basándose en sus niveles de este mineral.

Tanto el grupo bajo como el grupo alto tenían aproximadamente un 30 por ciento más de probabilidades de desarrollar demencia que los del grupo medio. De las 1.771 personas en el grupo de magnesio bajo, 160 desarrollaron el trastorno. Para el grupo de magnesio alto, 179 de las 1.748 personas tuvieron demencia. Para el grupo medio, 102 de las 1.387 personas se vieron afectadas por una pérdida de sus facultades mentales.

Los resultados fueron los mismos después de que los investigadores ajustaron otros factores que podrían afectar al riesgo de demencia y a los niveles de magnesio, como el índice de masa corporal (IMC), el tabaquismo, el consumo de alcohol y la función renal.

"Identificar nuevos factores de riesgo"

Según la autora principal del estudio, Brenda C.T. Kieboom, "estos resultados deben confirmarse con estudios adicionales, pero los resultados son intrigantes. Puesto que las opciones actuales de tratamiento y prevención para la demencia son limitadas, necesitamos urgentemente identificar nuevos factores de riesgo para la demencia que potencialmente podrían ser ajustados. Si las personas pudieran reducir su riesgo de demencia a través de la dieta o suplementos, eso podría ser muy beneficioso".