18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 13:40
Especialidades > Neurología

Un batido nutricional combate los síntomas del alzhéimer en fase prodrómica

Un estudio europeo descubre que produce una estabilización del rendimiento cognitivo y funcional

El portavoz de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Mario Riverol.
Un batido nutricional combate los síntomas del alzhéimer en fase prodrómica
Víctor Goded
Viernes, 03 de noviembre de 2017, a las 09:15
Un estudio europeo ha descubierto que la bebida nutricional médica Souvenaid, que contiene fortasyn connect (una combinación específica de ácidos grasos esenciales, vitaminas y otros nutrientes), podría impactar en la enfermedad de Alzheimer en fase predemencia, según los resultados de un ensayo clínico publicado en The Lancet Neurology. En concreto, han mostrado que en estos pacientes su consumo de un envase producía una estabilización significativa del rendimiento cognitivo y funcional cotidiano, así como una disminución del adelgazamiento del cerebro.

En declaraciones a Redacción Médica, el portavoz de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Mario Riverol, explica que "su uso tiene efectos sobre la cognición a nivel global, les afecta positivamente en la escala CDR. Además, tiene beneficios a nivel estructural, porque el hipocampo es mayor en aquellos que lo toman".

En ese sentido, recalca que "sirve de tratamiento sintomático más que de prevención. Mejora el tratamiento del cerebro ya dañado por la propia actividad. No creo que lo estén planteando para la curación, porque no vale para el proceso fisiopatológico del alzhéimer. Pero sí que puede activar las neuronas que todavía quedan en el cerebro".

Este ensayo clínico pionero ha involucrado a 311 enfermos repartidos en 11 centros de cuatro países (Finlandia, Alemania, Países Bajos y Suecia). En el trabajo participaron pacientes con alzhéimer prodrómico (a menudo referido como deterioro cognitivo leve o DCL), quienes fueron aleatorizados para recibir durante 24 meses la intervención nutricional una bebida isocalórica como control. "Es un estudio que lleva dos años y va a seguir durante tres años más. Cuando se publiquen los resultados finales se conocerá los verdaderos efectos a largo plazo", señala el especialista

El tercer estudio que se lleva a cabo

Este trabajo es el tercero que realiza el grupo de investigación. Los dos ensayos clínicos anteriores fueron realizados en pacientes que ya habían desarrollado una demencia leve tipo  y ambos mostraron que la ingesta diaria de la intervención nutricional durante tres o seis meses aumentó el rendimiento de su memoria, incrementó las medidas neurofisiológicas de actividad sináptica y aumentó la conectividad funcional del cerebro.

"Los neurólogos especialistas en demencia ya conocemos este medicamento porque está aprobados para uso con pacientes con alzhéimer en estado leve. En este caso, en aquellos que tienen la enfermedad en estado prodrómico, donde tienen problemas de memoria pero no repercuten en el día a día".