Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 10:40
Especialidades > Neurología

Microsoft da el salto a la sanidad con su propio reloj ‘antipárkinson’

El dispositivo emite una serie rítmica de vibraciones de tal forma que compensa los temblores de las manos

Microsoft da el salto a la sanidad con su propio reloj ‘antipárkinson’
Nacho Cortés
Miércoles, 24 de mayo de 2017, a las 13:40
El párkinson es una enfermedad que afecta a más de 10 millones de enfermos en todo el mundo. Los temblores en brazos y piernas son habituales en gran parte de los casos, algo que provoca la necesidad de asistencia en la vida diaria de los pacientes. Todavía no existe una cura para esta patología neurológica, sin embargo, Microsoft ha inventado ‘Emma Watch’, un reloj que vibra y ayuda a compensar los temblores que padecen los enfermos de párkinson.

‘Emma Watch’ consiste en una pulsera, con un tamaño similar a un smartwatch, con pequeños motores, similares a los integrados en los teléfonos móviles. El dispositivo emite vibraciones contrarias a los movimientos involuntarios del brazo que logran contrarrestar los temblores de las manos. 

Esta tecnología ha sido desarrollada por Haiyan Zhangdirectora de Innovación de Microsoft Reserch Lab Cambridge (Inglaterra). Zhang, trabaja actualmente también en otros proyectos relacionados con la salud y el juego como Fizzyo, un dispositivo para que los niños con fibrosis quística puedan transformar sus ejercicios diarios de fisioterapia en un experiencia de juego. Proyecto Torino, un aparato para que los niños con discapacidad visual puedan aprender programación informática.

El objetivo de Zhang era ayudar a Emma Lawton, una diseñadora gráfica que tuvo que dejar su profesión a los 29 años cuando le diagnosticaron Parkinson. Emma utiliza una serie rítmica de vibraciones, pero el patrón se puede personalizar mediante una aplicación en una tableta de Windows 10, según informó The Verge.

La investigación sobre como la inteligencia artificial y los sensores pueden ayudar con el Parkinson es uno de los retos de Zhang. Lawton aclaró a Microsoft que, si bien el dispositivo no detiene sus temblores ayuda a contrarrestarlos. Según la compañía aún quedan muchos años de pruebas e investigación para que pueda comercializarse.