27 de mayo de 2017 | Actualizado: Viernes a las 22:30
Especialidades > Neurología

Madrid publica los neurólogos que han superado la primera fase de su OPE

Ahora se presentan al concurso de méritos

El director general de Recursos Humanos de la Comunidad de Madrid, Pablo Calvo.
Madrid publica los neurólogos que han superado la primera fase de su OPE
Redacción
Miércoles, 08 de marzo de 2017, a las 13:30
La Comunidad de Madrid ha publicado este miércoles la identidad de los 28 médicos neurólogos que han superado el primer examen (teórico) de la oferta pública de empleo (OPE) convocada para consolidar sus condiciones laborales haciéndolos fijos en sus actuales desempeños.

La prueba, que ha consistido en un cuestionario tipo test de más de un centenar de cuestiones y que se llevó a cabo a finales del año pasado, recibió impugnaciones a algunas de las preguntas. Como resultado, el Tribunal ha anulado, al final, ocho de ellas sustituyéndolas por las preguntas de reserva que se incluyen en el examen para estos casos.

Acto seguido, los 28 neurólogos que han superado el examen tienen de plazo, a partir de mañana, hasta el 23 de marzo para presentar la documentación con la que opositen al concurso de méritos, segunda criba de la OPE, y obtengan así una puntuación global definitiva.

La lista de los gastroenterólogos, también publicados este miércoles

Junto con el listado de los neurólogos, la Consejería ha publicado el de los especialistas en Aparato Digestivo, en este caso 38 aspirantes admitidos para la siguiente fase del proceso, el concurso de méritos. 

En el caso del examen, en este caso el Tribunal determinó como nulas ocho preguntas impugnadas, de modo que se han dado a conocer las preguntas de reserva (salvo una, que no dispone de ella) para hacer la valoración final.

Del mismo modo que con los neurólogos, los especialistas en Aparato Digestivo que trabajan como interinos en los hospitales públicos del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) que resulten seleccionados en la OPE pasarán a disfrutar de plaza fija en la red pública comunitaria, lo que también supone que tengan que trasladarse o seguir donde trabajan en función de lo que se les requiera.