Según un estudio llevado a cabo en pacientes con estenosis aterosclerótica intracraneal

Los stents liberadores de fármacos reducen los riesgos de reestenosis


11 ene 2022. 13.20H
SE LEE EN 2 minutos
Los stents liberadores de fármacos (DES, por sus siglas en inglés) han demostrado reducir el riesgo de reestenosis, además de la recurrencia del accidente cerebrovascular isquémico en pacientes con estenosis aterosclerótica intracraneal (ICAS) sintomático de alto grado.

Así lo afirma un estudio publicado en la revista médica JAMA y también justifica una mayor investigación sobre la seguridad y la eficacia de los (DES). Para llevarlo a cabo han comparado estos con los stents metálicos (BMS, por sus siglas en inglés). El objetivo de la investigación ha sido hallar si un DES puede reducir el riesgo de reestenosis.

El trabajo ha sido llevado a cabo a modo de un ensayo clínico aleatorizado prospectivo, multicéntrico, abierto, con evaluación de resultados cegada. Este se ha desarrollado desde el 27 de abril de 2015 hasta el 16 de noviembre de 2018 y han participado 16 centros médicos de China con un alto volumen de colocación de stent intracraneal.

Los pacientes con ICAS de alto grado sintomático fueron inscritos, aleatorizados y seguidos durante 1 año. En este sentido, el estudio subraya que el análisis de datos por intención de tratar se realizó del 1 de abril al 22 de mayo de 2021.

El estudio ha incluido 263 participantes, 194 hombres


En cuanto a los resultados de la investigación, se han incluido un total de 263 participantes, 194 hombres de una media de edad de 58 años. Para realizar el estudio, 132 participantes fueron asignados aleatoriamente al grupo DES y 131 al grupo BMS. En este sentido, la tasa de reestenosis a un año fue menor en el primer grupo que en el segundo.


La reestenosis dentro del stent es la razón principal de la recurrencia del accidente cerebrovascular



Los participantes pertenecientes al grupo DES también tuviveron una tasa de recurrencia de accidente cerebrovascular isquémico significativamente más baja desde el día 31 hasta un año después. A este respecto, no se observaron diferencias significativas en la tasa de accidente cerebrovascular o muerte dentro de los 30 días entre los grupos DES y BMS. 

La importancia de estos hallazgos, según recalca el propio estudio, es que la reestenosis dentro del stent es la razón principal de la recurrencia del accidente cerebrovascular después de la colocación de un stent intracraneal en pacientes que fueron tratados con un BMS.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.