22 de septiembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 10:10
Especialidades > Neurología

Los microbios intestinales regulan la respuesta inmune en EM

Este descubrimiento posibilitará llevar a cabo tratamientos que mejoren el curso de la enfermedad

La Universidad de California San Francisco (UCSF).
Los microbios intestinales regulan la respuesta inmune en EM
Redacción
Miércoles, 13 de septiembre de 2017, a las 11:50
Los microbios intestinales desempeñan un papel importante en la neurodegeneración que caracteriza a la esclerosis múltiple (EM), según una investigación de la Universidad de California San Francisco (UCSF), en Estados Unidos. Los nuevos hallazgos, publicados en la revista digital Proceedings of the National Academy of Sciences, demuestran que las bacterias participan en la regulación de las respuestas inmunes en los modelos de ratón de la enfermedad.

Los autores esperan que este descubrimiento ayude a los científicos a comprender los orígenes de la patología y pueda llevar a tratamientos, como cambios en la dieta o fármacos basados en subproductos microbianos, que mejoren el curso de la misma.

Según el autor principal, Sergio Baranzini, "nuestro campo ha tenido mucho éxito en la identificación de los genes asociados con la susceptibilidad a la EM, pero nunca he estado satisfecho con la cantidad de riesgo que podremos explicar con solo la genética. Incluso los gemelos idénticos, con la misma herencia genética, comparten un diagnóstico de EM alrededor del 35 por ciento. Está claro que el genoma es importante, pero los factores ambientales también juegan un papel relevante".

El científico reconoce que es muy difícil identificar otros aspectos ambientales que puedan contribuir a la EM, como el historial de tabaquismo, la dieta o las exposiciones ambientales, además de poder asociarlos con un impacto biológico en los pacientes.

Para Sergio Baranzini, algunos estudios, que habían demostrado que los microbios intestinales pueden influir directamente en la función del sistema inmunológico humano, habían sugerido una nueva posibilidad: "Dado que el intestino es en realidad la conexión más íntima entre el mundo exterior y el sistema inmunológico, el microbioma del intestino humano podría desempeñar un papel en el inicio o la progresión de la EM".