19 nov 2018 | Actualizado: 21:40

Las neuronas se especializan en tipos de dolor concretos

El hallazgo podría permitir el desarrollo de nuevos analgésicos específicos

Los investigadores esperan identificar las neuronas a través de las que se desarrolla el dolor crónico.
Las neuronas se especializan en tipos de dolor concretos
lun 14 noviembre 2016. 09.40H
Redacción
Una nueva investigación realizada en ratones del University College London (UCL), en Reino Unido revela que la mayoría de las neuronas están especializadas para responder a tipos específicos de dolor como el calor, el frío o el dolor mecánico. El estudio, publicado en Science Advances, muestra que más del 85 por ciento de las neuronas sensibles al dolor en organismos enteros son sensibles a un tipo específico de estímulo doloroso. Anteriormente, se pensaba que la mayoría de las neuronas sensibles al dolor eran muy similares, por lo que el hallazgo podría permitir el desarrollo de nuevos analgésicos específicos para diferentes condiciones de dolor.

Investigaciones anteriores que utilizaban electrodos para monitorear neuronas sensibles al dolor habían sugerido que respondían a todos los tipos de dolor, pero el nuevo estudio argumenta que esta técnica de grabación puede haber alterado las propiedades de la neurona.

“Aunque la mayoría de las neuronas son específicas de un tipo de dolor, pueden convertirse en sensores de dolor universales cuando el tejido está dañado. Esto puede explicar las discrepancias entre nuestros hallazgos y los de otros estudios donde se han utilizado enfoques más invasivos”, explica Edward Emery, del Instituto Wolfson de Investigación Biomédica de la UCL.

No reaccionan ante otros dolores

El equipo utilizó una forma de fluorescencia dependiente de la actividad de imágenes, donde neuronas sensibles al dolor en ratones fueron marcadas genéticamente para emitir un resplandor fluorescente cuando se activa. Los roedores fueron brevemente expuestos a un pequeño pellizco, agua fría o agua caliente en una de sus patas para ver qué neuronas se activaban, mostrando que más del 85 por ciento de las neuronas sensibles al dolor eran específicas de un tipo de dolor y no reaccionaban ante otros.

“Nuestro próximo paso es ver modelos animales para enfermedades específicas con dolor crónico con el fin de averiguar qué células de las neuronas están activadas”, adelanta el autor principal, John Wood, del Instituto Wolfson de Investigación Biomédica de la UCL.

“Esperamos identificar las diferentes neuronas a través de las cuales puede desarrollarse el dolor crónico, de modo que se puedan diseñar tratamientos enfocados. Utilizamos ‘dolor crónico’ para describir todo tipo de patologías de dolor con diferentes causas, pero ahora necesitamos diferenciarlas para que podamos desarrollar nuevos tratamientos específicos”, concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.