20 de junio de 2018 | Actualizado: Martes a las 20:00
Especialidades > Neurología

La terapia con oxígeno hiperbárico mejora los síntomas del alzhéimer

Reduce las deficiencias de comportamiento y disminuye la patología de la placa y la neuroinflamación en un 40 por ciento

Según una investigación de la Universidad de Tel Aviv en Israel.
La terapia con oxígeno hiperbárico mejora los síntomas del alzhéimer
Redacción
Miércoles, 03 de enero de 2018, a las 17:40
El tratamiento con oxígeno hiperbárico mejora los síntomas de los pacientes con alzhéimer. Así lo ha puesto de manifiesto un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Tel Aviv (Israel) y publicado en Neurobiology of Aging.

"El tratamiento con oxígeno hiperbárico es una terapia segura y bien tolerada que se utiliza en clínicas de todo el mundo para diversas afecciones médicas, incluidos trastornos neurológicos. Aunque se necesita más investigación para dilucidar los mecanismos beneficiosos subyacentes de la terapia, hemos visto que puede tener un gran potencial para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer", aseguran los investigadores.

En el estudio, los investigadores probaron el modelo en ratones con la enfermedad de Alzheimer, para lo cual construyeron una cámara de oxígeno hiperbárico a medida. En el transcurso de 14 días, el equipo administró tratamiento con oxígeno hiperbárico a los ratones durante una hora por día.

Reducción de las deficiencias comportamentales

Tras este período de tiempo, los ratones fueron sometidos a una serie de pruebas de comportamiento y bioquímicas de tejidos con el fin de comprender cómo la terapia afectaba a las características patológicas asociadas al Alzheimer.

De esta forma, comprobaron que el tratamiento reducía las deficiencias de comportamiento y disminuía la patología de la placa y la neuroinflamación en un 40 por ciento.

En la terapia con oxígeno hiperbárico, los pacientes respiran oxígeno puro en una habitación o cámara presurizada, con el doble de presión en el aire de lo normal. Bajo estas condiciones, la solubilidad del oxígeno en la sangre aumenta y es transportada por los vasos sanguíneos a través de todo el cuerpo, estimulando la liberación de factores de crecimiento, células madre y favoreciendo la curación.