23 de junio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 15:10
Especialidades > Neurología

La crisis epiléptica se medica mejor, pero "aún queda lejos de predecirse"

Existen algoritmos que ayudan a anticipar la enfermedad

El coordinador del Grupo de Estudio de Epilepsia de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Francisco Javier López.
La crisis epiléptica se medica mejor, pero "aún queda lejos de predecirse"
Lunes, 13 de febrero de 2017, a las 17:50
“Sería muy valioso saber cuándo un paciente va a padecer una crisis epiléptica, pero más para evitar riesgos que para neutralizarla”, ya que esto último precisa de un tratamiento farmacológico continuado para surtir efecto, y no todos los pacientes responden bien a la medicación.

"Hoy por hoy, estamos lejos de un método que prediga su aparición, pero al menos se han fabricado nuevos fármacos que mejoran su control y reducen el porcentaje de sus apariciones", ha precisado.

Así se ha expresado el coordinador del Grupo de Estudio de Epilepsia de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Francisco Javier López, a quien ha entrevistado este periódico al celebrarse este lunes el Día Internacional de la enfermedad.

“Algunos pacientes notan, segundos antes, que les va a dar una crisis epiléptica porque experimentan determinadas sensaciones de déjà vu o incluso de miedo, pero no les queda margen para actuar salvo, a veces, acudir a un sitio tranquilo o acostarse para evitar golpes, pero son los menos”.

Por otra parte, el año pasado se ha publicado algún estudio que refleja el intento de crear algoritmos que calculen la probabilidad de padecer este problema a partir de datos introducidos en un programa. Pero López lamenta que, hasta la fecha, no se han logrado ni mucho menos resultados concluyentes al respecto.

A falta de un método de eficacia probada que anticipe las crisis, la comunidad científica ha dado a conocer, en el último trienio, nuevos fármacos que mejoran su control a medio plazo “como un derivado del levetiracetam y otro, con diferente principio activo, que también ha demostrado mejorar el porcentaje de pacientes libres de crisis epilépticas así como reducir su grado de manifestación”.

“De los alrededor de 25 fármacos antiepilépticos disponibles en el mercado, los dos últimos mejoran lo ya previo”, ha ratificado.

365.000 españoles padecen epilepsia activa

Preguntado por datos de incidencia y prevalencia de la enfermedad, López ha señalado que, en España y según el estudio Epiberia, se han detectado ocho casos por cada 1.000 habitantes, lo que equivale a 360.000 pacientes con epilepsia activa, es decir, que han padecido al menos un episodio epiléptico en el último año tras ser preguntado.

“Estos datos no nos sorprenden porque se ajustan a los registrados en los países del entorno de la Unión Europea”, ha subrayado.