El Hospital de Bellvitge coordina el nuevo modelo que pretende aplicarse a 540 pacientes cada año

Así es el 'proyecto Strack' para seguir a pacientes con ictus tras el alta
El 'proyecto Strack': un nuevo modelo de atención integral en pacientes con ictus.


14 may 2021. 17.05H
SE LEE EN 4 minutos
El Hospital de Bellvitge junto al Servicio de Atención Primaria Baix Llobregat y el Hospital de Viladecans ponen en marcha el 'proyecto Strack': un nuevo modelo de atención integral para garantizar la continuidad asistencial a partir del alta médica, especialmente durante los doce meses siguientes al ictus. Está previsto que el proyecto comience a funcionar en los próximos meses y cuando esté plenamente implantado atenderá a unos 540 pacientes cada año.

El eje central del proyecto es un ‘Plan de Salud’ o de ‘Cuidados’ personalizado que el paciente recibe junto con el alta médica. Este plan incluye una aplicación móvil y dispositivos que permitirán la monitorización y el autocontrol por parte del paciente de una serie de parámetros fundamentales, tales como la presión arterial o la frecuencia cardíaca. Mediante la interconexión de estos dispositivos con la app y la plataforma de telemedicina del hospital se podrán monitorizar las principales patologías de riesgo en estos pacientes, como la hipertensión, dislipemia, diabetes, fibrilación articular, insuficiencia cardíaca u obesidad, entre otros.

El proyecto también incluye pautas de actividad física, ejercicios de rehabilitación cognitiva e información sobre la función y las dosis de los medicamentos prescritos, entre otros aspectos.

Pere Cardona, coordinador de la Unidad de Neurovascular del Hospital de Bellvitge, en conversación con Redacción Médica señala que esta estrategia, desde el punto de vista hospitalario, sirve para poner al paciente en el “centro del proceso asistencial del ictus” y que se “empodere” con su patología, en línea con la Atención Primaria y Medicina de Familia, mejorando la adherencia a los tratamientos y hábitos vitales más adecuadas para su salud”.

“Buscamos que el proceso asistencial del ictus sea más continuo. Que los pacientes hagan seguimiento de la adherencia, el control de los factores de riesgos vasculares, de la rehabilitación y del tratamiento como de la medicación”, argumenta.

Para llevar a cabo el proyecto, Cardona explica que se puede hacer con una serie de medidas tecnológicas, “tenemos la tecnología que nos permite diferentes gadgets y sistemas de medición de diferentes parámetros bioquímicos de acuerdo con el factor de riesgo vascular que hay que controlar y que el paciente pueda monitorizar. Sin embargo, estos no serán entregados a todos los pacientes, dependerá del factor de riesgo vascular de cada uno”, agrega.

Atención Primaria y Medicina dee Familia en la asistencia de pacientes ictus


La Atención Primaria y Medicina de Familia tienen un papel clave en la reorganización de la asistencia continuada a los pacientes de ictus que plantea el 'proyecto Strack'. El Hospital de Bellvitge y el Hospital de Viladecans ingresan cada año más de 1.200 pacientes por ictus, cerca de un 50 por ciento de los cuales pertenecen a la misma área sanitaria, lo que posibilita el seguimiento de la enfermedad en los CAPs. "Desde la Atención Primaria puede resultar más sencillo monitorizar los parámetros que se requieran y, en su caso, trasladar la información pertinente a los especialistas hospitalarios", según destaca Silvia Copetti, adjunta a la Dirección del Servicio de Atención Primaria Barcelona.

En esta etapa de la asistencia, Cardona señala que la clave en este proceso es el “empoderamiento” del paciente. “Se busca que el paciente asuma el rol con un plan de salud, con educación sanitaria adecuada mediante información generada por una aplicación móvil de monitorización”, detalla. Sobre este aspecto el neurólogo además explica que para romper la brecha digital se harán formaciones para los pacientes.

El proyecto tiene como objetivo facilitar la adherencia a los tratamientos, reducir descompensaciones, visitas innecesarias y la repetición de pruebas, además de facilitar la toma de decisiones y la coordinación entre dispositivos asistenciales. Tal como indica Cardona, el 'proyecto Strack' comportará "mejores resultados en la recuperación funcional después de un ictus, conseguir un bajo riesgo de recurrencia y un mejor control de los factores de riesgo vascular".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.