Los pacientes llegan a Especializada 2,4 años después del inicio de síntomas y con una gravedad leve del 60 por ciento

Familia critica que solo cuenta con "test breves" para detectar Alzheimer
Meritxell Batet y Cheles Cantabrana


20 sep 2021. 18.30H
SE LEE EN 4 minutos
"Estamos llegando muy tarde a la enfermedad del Alzheimer". Con esta conclusión, Guillermo García, neurólogo del Hospital Ramón y Cajal alertaba de los problemas actuales del Sistema Nacional de Salud a la hora de detectar y tratar esta patología neurodegenerativa y "multidisciplinar" con un "diagnóstico precoz y certero". 

A pesar de la alta prevalencia de esta enfermedad en España, comparable a la de diabetes tipo 2, la  detección de casos en estadío temprano para "prevenir su desarrollo" continúa siendo una asignatura pendiente. Un tiempo en el que clínicamente la persona tiene "una funcionalidad elevada". A pesar de que una derivación "ágil" a atención especializada resulta vital, los datos indican que los pacientes llegan 2,4 años después del incio de síntomas y con una gravedad leve del 60 por ciento. Según el estudio Neuraxcare, el porcentaje de detección en Atención Primaria de deterioro cognitivo leve fue del 45,3 por ciento. 

Una cifra que podría aumentar con la implementación de nuevos procesos de cribado o screening en opinión de Enrique Arrieta, médico de Atención Primaria, quien asegura que actualmente solo se dispone de "test breves de la evaluación cognitiva" de cara a detectar posibles casos y como único "indicador de progresión o remisión de la demencia". 

Lo ideal, asegura, sería contar con pruebas "asequibles" y "susceptibles a toda la población vulnerable" tal y como se hace en áreas como la Oncología, que permitan un diagnóstico precoz en fases asintomáticas o prodrómicas. Además de disponer de los "recursos necesarios", los profesionales deben "tener el tiempo suficiente y la formación" para poder realizarlas, explicaba el facultativo durante su ponencia en la jornada con motivo del Día Mundial del Alzheimer, celebrada en el Congreso de los Diputados.

Apuesta por los biomarcadores 


"Es imperativo que Atención Primaria disponga de herramientas diágnósticas adecuadas y personal perfectamente entrenado para aplicarlas con la máxima fiabilidad y sensibilidad a la hora de frenar el infradiagnóstico", afirmaba, en esta misma línea, José Antonio García, miembro del Panel de Expertos de Personas con Alzheimer (Pepa).  

En cualquier caso, y dados los problemas "éticos" que puede generar, "la decision de implementar o no estos programas debe ser basada en evidencia y teniendo en cuenta el impacto socioeconómico", aclaraba. Y es que la efectividad de este tipo de cribados poblacionales en mayores no se ha reevaluado desde 2008 cuando se publicó la última guía de práctica clínica de la enfermedad. 

Una vez se obtenga la precisión diagnóstica", el siguiente reto será trasladar todo el conocimiento a datos poblacionales. "Toda persona con algún tipo de queja relacionada con la memoria es susceptible", alertaba Arrieta, a favor de ahondar en nuevas pruebas de memoria semántica y recuerdo con pistas y nuevos marcadores de detección. 

En este sentido, García, como neurólogo, destaca la importancia de desarrollar pruebas biológicas, capaces de diagnosticar el avance de la enfermedad de forma precoz y "modificar su curso". "Hemos empezado a poder diagnosticar precozmente mediante punción lumbar, técnicas de imagen o Medicina Nuclear", detallaba. El neurólogo ve conveniente unir fuerzas con áreas como Hematología para poder detectar marcadores también en sangre. A ello se suman otro tipo de test capaces de "detectar pequeños fallos cognitivos y desvincularlos del envejecimiento". 

Reducción del tiempo de espera 


José Antonio García, que vive el Alzheimer en primera persona, ve igualmente prioritatio extender mejoras en los procesos de seguimiento y evaluación de la enfermedad reduciendo el tiempo de espera en las consultas de atención especializada. "Recibir un diagnóstico temprano me ha dado tiempo y vida. Me ha permituido prolongar mi autonomía personal", relataba.
Curro Jordano, farmacéutico comunitario y experto, en salud mental apuesta por extender el cribado a las farmacias como "primer filtro en las derivaciones" y su utilidad "en divulgación y conciencia". Educar es precisamente uno de los 3 ejes de actuación para mejorar el abordaje de la enfermedad, según explicaba Cheles Cantabrana como presidenta de la Confederación Española de Alzheimer (Ceafa), además de las redes de apoyo y la dotación de recursos en Atención Primaria para mejorar la identificación de casos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.