Un estudio a más de 10 millones de militares le señala como la principal causa de la enfermedad

El virus Epstein-Barr multiplica por 32 el riesgo de esclerosis múltiple


13 ene 2022. 22.20H
SE LEE EN 2 minutos
La esclerosis múltiple (EM) podría tener relación con el virus Epstein-Barr (VEB) causante de la mononucleosis. Un reciente estudio arroja algo de luz acerca de esta enfermedad cuyo origen sigue siendo desconocido. 

En concreto, un análisis de los datos de más de diez millones de reclutas militares de Estados Unidos durante un periodo de 20 años sugiere que la esclerosis múltiple es una complicación de la infección por el virus, conocida como 'enfermedad del beso'. El estudio, publicado en la revista Science señala, por tanto, al virus de Epstein-Barr como "posible culpable" de esta enfermedad desmielinizante crónica del sistema nervioso central.

Sin embargo, la mayoría de las personas infectadas por este virus común no desarrollan esclerosis múltiple, y no es posible demostrar directamente la causalidad de esta enfermedad en los seres humanos.

¿Cuál es el tratamiento más eficaz para la esclerosis?


La investigación recabó datos de millones de miliares estadounidendeses durante dos décadas para extraer estos hallazgos. Del total, 955 fueron diagnosticados de EM durante su servicio. De ahí que el investigador de la Universidad de Harvard, Kjetil Bjornevik y su equipo, decidieran poner a prueba la hipótesis de que la esclerósis está causada por la mononucleosis.

Descubrieron que el riesgo de desarrollar la enfermedad en individuos que eran negativos al VEB se multiplicaba por 32 tras la infección por el virus. "Estos resultados, no pueden explicarse por ningún factor de riesgo conocido y sugieren que el VEB es la principal causa de la esclerosis múltiple", aseguran los autores del análisis.

Señalan que uno de los tratamientos más eficaces para la enfermedad son los anticuerpos monoclonales anti-CD20 y que dirigirse directamente al virus de la enfermedad del beso podría tener grandes ventajas en comparación con las terapias basadas en los anti-CD20, que tienen que administrarse por infusión intravenosa y pueden aumentar el riesgo de infecciones

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.