Un estudio concluye que el consumo de estos alimentos propicia algunas enfermedades neurodegenerativas

El consumo de ultraprocesados se asocia a un mayor riesgo de demencia
El estudio concluye que a cuando más consumo de ultraprocesados, más riesgo hay de desarrollar demencia.


06 ago 2022. 10.00H
SE LEE EN 2 minutos
Cada vez hay más evidencia que asocia el consumo de alimentos ultraprocesados con resultados adversos para la salud, como puede ser la depresión, las enfermedades cardiovasculares o incluso la mortalidad. Un estudio publicado en Neurology ha investigado la posible relación entre el consumo de estos alimentos y la incidencia de demencia.

El estudio concluye que a cuando más consumo de ultraprocesados, más riesgo hay de desarrollar demencia, mientras que la sustitución de estos alimentos por alimentos sin procesar, o mínimamente procesados, se asocia con un menor riesgo de desarrollar la enfermedad.


Ultraprocesados y riesgo de Alzheimer


En la investigación han participado 72.083 personas de 55 años o más que no padecían demencia antes de comenzar el estudio. Tuvieron que proporcionar al menos dos evaluaciones dietéticas de 24. La clasificación NOVA (un modelo de ‘similar’ a NutriScore, pero que sigue otros parámetros) ha sido la utilizada para determinar si un alimento se considera ultraprocesado o no. Se utilizó el modelo de la regresión de Cox para estimar la asociación entre la proporción ultraprocesados en la dieta y el riesgo posterior de demencia. Además, se utilizó el análisis de sustitución para estimar el riesgo de demencia al sustituir los ultraprocesados por una proporción equivalente de alimentos sin procesar o mínimamente procesados.

Del total de los participantes, 518 desarrollaron demencia; 287 desarrollaron enfermedad de Alzheimer y 119 desarrollaron demencia vascular. Así, el consumo de ultraprocesados se asoció con un mayor riesgo de demencia, enfermedad de Alzheimer y demencia vascular.


"El consumo de ultraprocesados se asoció con un mayor riesgo de demencia y Alzheimer"



Asimismo, se estimó que que reemplazar el 10 por ciento de los alimentos ultraprocesados de la dieta con una proporción equivalente de alimentos sin procesar o mínimamente procesados se asoció con un riesgo 19 por ciento menor de desarrollar demencia. De esta manera, se determina que el consumo de estos alimentos no solo puede tener una incidencia en la depresión o enfermedades cardiovasculares, sino también en la aparición de enfermedades neurodegenerativas asociadas con la demencia.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.