Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:50
Especialidades > Neurología

El cerebro humano es más vulnerable al alzhéimer que el de los ratones

Investigadores belgas 'cruzan' la barrera celular de las especies

Si se examina la evolución en otras especies de las células humanas 'enfermas', se aprendem 'secretos' químicos de su comportamiento.
El cerebro humano es más vulnerable al alzhéimer que el de los ratones
Redacción
Lunes, 06 de marzo de 2017, a las 12:30
Si conocemos cómo evolucionan neuronas humanas dañadas por el alzhéimer en otras especies animales la naturaleza nos develará secretos desconocidos sobre la enfermedad.

A partir de esta hipótesis de partida, investigadores belgas han insertado células madre (stem cell en inglés) en el cerebro de ratones de laboratorio. Acto seguido, han observado cómo interaccionan con el tejido nervioso del animal y, más en concreto, cómo se produce un paso químico: el que convierte la molécula precursora del amiloide (la sustancia que se acumula en la neurona afectada por la enfermedad) en esta misma partícula.

Se sabe que el modo en que tenga lugar esa reacción, que está regulada por una enzima llamada proteasa, condiciona que se desarrolle o no la patología.

El científico Bart De Strooper, del Dementia Research Institute de Reino Unido, ha liderado la investigación en colaboración con Pierre Vanderhaeghen and Jean-Pierre Brion, de la Universidad Libre de Bruselas (ULB). Y la han publicado en la revista Neuron.

La finalidad del experimento consiste en superar un obstáculo en la investigación de la enfermedad: las neuronas funcionan de diferente manera en un entorno in vitro que en uno in vivo y la patología no se desarrolla totalmente en los ratones.

Al implantar neuronas humanas aquejadas de la enfermedad en el cerebro de estos animales, se explora una nueva vía para estudiar mejor las neuronas humanas y el desarrollo de enfermedades neuronales.

Una simulación de cómo evoluciona la enfermedad en humanos

Con este nuevo sistema, los investigadores han descubierto ya que las neuronas humanas son más vulnerables que las de los ratones a las patologías asociadas al alzhéimer.

Este nuevo modelo permite, además, una mejor caracterización de los procesos de la enfermedad que realmente tienen lugar en el cerebro de los pacientes humanos.

La siguiente etapa de la investigación consiste en preparar un test para descubrir los genes humanos que protegen a las células de la muerte asociada a esta enfermedad e incluso identificar nuevos medicamentos.