Crean 'mini-cerebros' para estudiar el mal de las vacas locas

Científicos han infectado organoides creados a partir de células humanas con la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob

Crean 'mini-cerebros' para estudiar el mal de las vacas locas
lun 17 junio 2019. 12.45H
Un equipo de investigadores del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas del NIH (Reino Unido) han utilizado células de la piel humana para crear lo que consideran que es el primer organoide cerebral o ‘mini-cerebro’ que permitirá estudiar la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, también conocida como mal de las vacas locas.

Este tipo de modelos cerebrales ya se han utilizado para estudiar la infección por virus del Zika, el alzhéimer o el síndrome de Down. Tienen una estructura y organización similar al tejido cerebral y pueden sobrevivir meses en ambientes controlados.


Cómo afectan los priones al cerebro


La ventaja de estos organoides, explican en un artículo que han publicado en Acta Neuropathologica Communications, es que puede estudiar muchas características de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob que en modelos animales no es posible hacer.


Los investigadores esperan estudiar cómo afecta la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob al cerebro


También testaran tratamientos potenciales para este mal neurodegenerativo provocado por una infección por priones y que afecta, según el NIH, a una persona por cada millón de habitantes.

Los científicos han infectado los ‘mini-cerebros’ con priones procedentes de muestras de dos pacientes que murieron de la enfermedad y que se refieren a dos subtipos diferenciados, MV1 y MV2.


Variantes del mal de Creutzfeldt-Jakob


Al cabo de un mes se confirmó la infección en todos los organoides y, tras seis meses, se comprobó que se había propagado. Sin embargo, el arraigo fue mayor en aquellos infectados con la variante MV2, mientras que el daño fue mayor en los mini-cerebros con el subtipo MV1.

Los investigadores planean seguir estudiando las diferencias con la esperanza de identificar cómo afectan los diferentes subtipos de la enfermedad al cerebro. También esperan conocer cómo prevenir el daño celular y reestructurar las funciones de las células dañadas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.