Un estudio de la UCL descarta el aumento de casos de GBS por la vacuna contra el coronavirus

El Covid-19 no está asociado al síndrome de Guillain-Barré


15 dic 2020. 15.15H
SE LEE EN 3 minutos
POR CRISTIAN GALLEGOS
En medio de la pandemia de Covid-19 son innumerables las asociaciones que se han realizado entre el virus SARS-CoV-2 y patologías o afecciones neurológicas. En este caso, un grupo de neurocientíficos de la University College London (UCL) no han encontrado una relación significativa entre el coronavirus y el síndrome de Guillain-Barré (GBS), una afección neurológica “potencialmente” paralizante y a veces fatal. Paralelamente descartan que la vacuna contra el Covid-19 aumente el número de casos a nivel mundial de GBS.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

El estudio que ha sido publicado en la revista Brain señala que este síndrome es una afección autoinmune “rara, pero grave” que ataca el sistema nervioso periférico, por lo general afecta los pies, las manos y las extremidades, causando entumecimiento, debilidad y dolor. Si bien se desconoce su causa exacta, el GBS a menudo ocurre después de una infección por gastroenteritis llamada Camplylobacter, y el sistema inmunológico ataca por error los nervios en lugar de los gérmenes.

"Esta afección suele ser reversible, sin embargo, en casos graves, puede provocar una parálisis prolongada que afecte a los músculos respiratorios, requerir asistencia respiratoria y, en ocasiones, dejar déficits neurológicos permanentes. El reconocimiento temprano por parte de neurólogos expertos es clave para un tratamiento adecuado", explican los investigadores.

Para este estudio, el equipo de neurocientíficos evaluó la cantidad de tratamientos de GBS informados a la base de datos nacional de inmunoglobulinas del NHS England entre 2016 y 2019. Esto se comparó con la cantidad de casos notificados durante la pandemia de Covid-19 en la primera mitad de 2020. La incidencia anual de GBS tratados en hospitales del Reino Unido entre 2016 y 2019 fue de 1,65-1,88 por cada 100.000 personas. La incidencia de GBS cayó entre un 40 por ciento y un 50 por ciento entre marzo y mayo de 2020 en comparación con los mismos meses de 2016-2019.

Por separado, en este estudio, el equipo de investigación también trató de establecer si había alguna estructura genética o proteica en el SARS-CoV-2, que podría desencadenar una respuesta inmune que causa el GBS. A diferencia de Camplylobacter, que contiene antígenos similares a los humanos que causan una respuesta autoinmune, no se encontró un vínculo creíble con el coronavirus.


¿Aumentan los casos de GBS por la vacuna contra Covid-19?


En esta línea, el primer autor de la investigación, Stephen Keddie, del Instituto de Neurología Queen Square de la UCL detalló tras la investigación "que descarta la relación entre el coronavirus y el síndrome de Guillain-Barré (GBS)".
"Nuestro análisis muestra que el SARS-CoV-2 no contiene ningún material inmunogénico adicional conocido o probado que impulse el GBS. Por lo tanto, es casi seguro que las preocupaciones de que la vacunación con Covid-19 pueda causar el GBS en cantidades significativas son infundadas", argumentó.


Relación del Síndrome de Guillain-Barré con virus y vacunas


La publicación detalla que la asociación del GBS se vincula más con brotes del virus del Zika en América Latina, entre 2016 y 2020. Por este motivo, los expertos señalan que hubo una alerta sobre la relación que pudo tener el Covid-19 con el Síndrome de Guillain-Barré, pero que sin embargo, se descarta y que paralelamente llaman a la calma, sobre todo en medio del plan de activación de la vacuna en Reino Unido.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.