Redacción Médica
17 de octubre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Especialidades > Neurología

Tres niños logran andar por primera vez gracias a exoesqueletos españoles

Se trata de un ensayo clínico pionero en el mundo dirigido por el Hospital Ramón y Cajal y el CSIC

Uno de los pacientes con su exoesqueleto.
 Tres niños logran andar por primera vez gracias a exoesqueletos españoles
Redacción
Lunes, 16 de julio de 2018, a las 11:25
Un ensayo clínico pionero en el mundo ha permitido que tres niños con atrofia muscular espinal (AME), una enfermedad que les impide caminar, hayan podido andar por primera vez en sus hogares con la ayuda de un exoesqueleto infantil. El estudio ha sido dirigido por Gustavo Lorenzo Sanz, responsable de la unidad de Neurodesarrollo de Neurología Infantil del Hospital Ramón y Cajal, y Elena García Armada, investigadora del CSIC.

Se trata de un exoesqueleto innovador cuya tecnología ha sido desarrollada íntegramente. Su característica principal es el músculo artificial, que imita el funcionamiento de los tejidos naturales. Actualmente para su utilización y colocación es necesaria la ayuda de un fisioterapeuta.

"El exoesqueleto se adapta automáticamente a cada uno de los niños. Este estudio nos ha permitido mejorar enormemente la ergonomía del dispositivo al utilizarlo en pacientes con características diferentes", ha indicado Elena García, creadora del exoesqueleto.

El objetivo de este estudio ha sido probar los beneficios psicológicos y la mejora en la calidad de vida de los menores gracias a esta tecnología que les permite mantenerse de pie y andar de forma independiente. La última fase del ensayo clínico ha consistido en la prueba del exoesqueleto infantil durante dos meses en el domicilio de tres niños con atrofia muscular espinal, integrando el dispositivo en las actividades de su día a día.


Gran recibimiento


Según Gustavo Lorenzo, "los niños se sienten realmente entusiasmados por poder andar, quieren que sus amigos vean como son capaces de estar de pie y caminar. A largo plazo este instrumento puede facilitar a un niño y su familia normalizar su vida de tal manera que pueda asistir a sus actividades cotidianas, como ir al colegio caminando y no en silla de ruedas. En un futuro podría aportar los beneficios de la bipedestación, ayudando a retrasar las deformidades de la columna derivadas de la postura que se producen en la atrofia muscular espinal".