Su objetivo es reunir evidencia científica para incluir el cribado en la cartera de servicios del SNS

Separ liderará un proyecto piloto de cribado de cáncer de pulmón en España
Juan Carlos Trujillo, cirujano torácico y miembro del Área de Oncología Torácica de Separ.


16 nov 2021. 15.00H
SE LEE EN 4 minutos
La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) ha anunciado este martes que impulsará un programa piloto de cribado de cáncer de pulmón en España en el primer trimestre de 2022, incluyendo a todas las Comunidades Autónomas (CCAA) que llevará el nombre de Cassandra (Cancer Screening, Smoking Cessation and Respiratory Assesment).

Su objetivo es reunir la evidencia científica necesaria para incluir el cribado de cáncer de pulmón en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS). Cada una de las autonomías se implicará con centros seleccionados que se dedicarán al cribado de estos tumores y otras patologías respiratorias vinculadas al tabaquismo en fumadores o exfumadores de entre 50 y 75 años.

Este estudio piloto forma parte del proyecto liderado por esta Sociedad científica en colaboración con otras sociedades médicas, la Lung Ambition Alliance, y asociaciones de pacientes. Separ anuncia de la puesta en marcha de este importante y esperanzador proyecto, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Pulmón, y tras el reciente 54º Congreso Nacional de Separ que acogió la tercera edición del Foro Autonómico de Cribado de Cáncer de Pulmón.

"Debemos buscar nuevas evidencias científicas atendiendo a la dinámica sanitaria de cada país"



“Disponemos de suficiente evidencia científica generada, tanto en Estados Unidos como en Europa, que apoya el cribado de cáncer de pulmón, pero ahora debemos buscar nuevas evidencias científicas atendiendo a la dinámica sanitaria de cada país. En el caso de España, que tiene 17 Comunidades Autónomas con un sistema sanitario distinto, es preciso estudiar qué resultados da la implantación de un modelo de cribado de cáncer de pulmón en todas ellas y también comprobar qué modelo resulta más eficaz”, ha explicado Juan Carlos Trujillo, cirujano torácico y miembro del Área de Oncología Torácica de Separ.

“El proyecto Cassandra ha sido inclusivo con otras Sociedades científicas, con cada una de las 17 Comunidades Autónomas, así como con Sociedades internacionales y de pacientes que luchan por su implantación. Llevamos meses trabajando conjuntamente con todas las Sociedades autonómicas respiratorias, así como con todas las Sociedades científicas implicadas en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de pulmón, para generar un protocolo de actuación”, ha destacado Luis M. Seijo, neumólogo y coordinador del Área de Oncología Torácica de Separ.

Situación diagnóstica y objetivos del cribado


Todos los años se diagnostican más de 30.000 casos de cáncer de pulmón en España, de los cuales aproximadamente el 70 por ciento se encuentra en los estadios IIIA y IV, fases avanzadas en las que los tumores ya no son operables. El cribado de cáncer de pulmón consiste en detectar cánceres en sus fases iniciales mediante una TAC periódica con dosis bajas de radiación. “Con el cribado de cáncer de pulmón esperamos poder mejorar la situación actual, detectando a tiempo el 70 por ciento de los casos de cáncer de pulmón antes de que sean irresecables”, ha destacado Seijo.

El programa de cribado de pulmón arrancará el primer trimestre de 2022, con la adhesión de un mínimo de 1-2 centros por cada comunidad autónoma, durará 5 años e incluirá una cifra indeterminada de pacientes. “Se espera que el primer y segundo año la tasa de adherencia a este programa, que se ofrecerá desde centros de Atención Primaria y consultas especializadas, será inferior al 10 por ciento. Pero esperamos que, a medida que avance el proyecto, se incorporen más voluntarios”, ha precisado Trujillo.

El cribado de cáncer de pulmón se dirigirá a sujetos fumadores de entre 50 y 75 años y exfumadores con un máximo de 15 años de abstinencia, puesto que fumar es el principal factor de riesgo de cáncer de pulmón. “La prevención del cáncer de pulmón está estrechamente ligada en el proyecto Cassandra a la deshabituación tabáquica. La implantación de un programa de cribado de cáncer de pulmón implica redoblar esfuerzos en la prevención y lucha contra el tabaquismo combinando ambas estrategias”, ha subrayado Trujillo.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.