Separ advierte que es una enfermedad altamente mortal que provocó 9.143 defunciones en los cinco primeros meses de 2020

Neumología apremia a Sanidad para aplicar el cribado del cáncer de pulmón
Carlos A. Jiménez, presidente de Separ (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica).


05 oct 2021. 13.40H
SE LEE EN 5 minutos
La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) responde al anuncio hecho por la ministra de sanidad, Carolina Darias, sobre el estudio de la viabilidad de poner en práctica el cribado de cáncer de pulmón. Desde la Separ instan a que realmente se implante un programa de cribado del cáncer de pulmón en España, al ser esta una enfermedad predominante, altamente mortal y porque la evidencia científica apoya la aplicación de estos programas en Europa.

Los dos estudios llevados a cabo en Europa, el estudio Mild, liderado desde Italia; y el estudio Nelson, desde Bélgica, han demostrado una reducción de un 26 por ciento de la mortalidad tras diez años de seguimiento a casi 16.000 individuos. El cáncer de pulmón y bronquios es el más mortal en España, según los últimos registros disponibles. En los cinco primeros meses del año 2020, provocó 9.143 defunciones, lo que supone el 19,4 por ciento de todas las muertes por cáncer en el conjunto del país.

Además, ha sido la segunda causa de muerte en España entre los hombres en los cinco primeros meses de 2020, con una tasa de 30 fallecidos por 100.000 habitantes, seguida de los casos de COVID-19 sospechoso, con una tasa de 24,4 muertes por 100.000 habitantes, según datos parciales de la mortalidad acontecida en 2020, del Instituto Nacional de Estadística (INE). 

El principal factor de riesgo para desarrollar cáncer de pulmón es el tabaquismo, aunque existen otras causas que pueden favorecer su desarrollo, como la exposición al radón siendo este el segundo factor de riesgo. La mortalidad por cáncer de pulmón en Europa sigue aumentando, según datos del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) recabados de un reciente estudio de la European Society for Medical Oncology (ESMO). 

Beneficios del cribado de cáncer de pulmón


El cribado del cáncer de pulmón en los estudios mencionados se efectúa mediante una prueba de imagen, la tomografía computarizada de baja dosis de radiación (TCBD), en pacientes de alto riesgo. El estudio norteamericano NSLT ya había demostrado una reducción global de la mortalidad por cáncer de pulmón directamente atribuible al cribado de esta enfermedad. En Europa, los estudios científicos llevados a cabo posteriormente confirman este resultado e incluso lo mejoran, avalando la aplicación del cribado de cáncer de pulmón en población europea y, por tanto, española.

El estudio Nelson ha demostrado que la TCBD es una herramienta de detección eficaz, reduciendo la mortalidad por cáncer de pulmón en hombres en un 26 por ciento tras diez años de seguimiento. Y, como ejemplo de la eficacia de cribado, cabe destacar que el 50 por ciento de los cánceres de pulmón detectados con TCBD en el estudio Nelson se encontraba en estadio inicial, en comparación con un 75 por ciento de estadios avanzados (III o IV) en el grupo control. Nuevos estudios posteriores como el Mild, de Italia, aportan similares resultados a favor del cribado de cáncer de pulmón.

El cáncer de pulmón, "una pandemia evitable"


“El cáncer de pulmón es una pandemia evitable. Desde Separ queremos trabajar en dos frentes para conseguir disminuir los casos y la mortalidad por este cáncer, mediante el impulso de estrategias para conseguir que cada vez más personas dejen de fumar, pero ahora también mediante la defensa de la implantación de programas de cribado del cáncer de pulmón. Los estudios científicos avalan la puesta en marcha de estos programas porque evitan muertes y logran detectar los casos en estadios iniciales. Por ello, Separ apela a la voluntad política para que verdaderamente se aplique el cribado de cáncer pulmonar y, además, se haga cuanto antes, dado que han demostrado beneficios clínicos”, reclama Carlos A. Jiménez, presidente de Separ.

“Sabemos que todavía hay mucho por hacer contra el tabaquismo ya que han demostrado las políticas antitabaco actuales ser insuficientes, pero si no se lleva a la práctica el programa de cribado de cáncer de pulmón estaremos siendo testigos silenciosos de la alta mortalidad por cáncer de pulmón, cuando podría evitarse”, afirma Juan Carlos Trujillo, cirujano torácico y coordinador del Área de Oncología de Separ.

“No podemos contemplar un programa de cribado sin mejorar las medidas de deshabituación tabáquica y debemos continuar insistiendo en este punto, pero simultáneamente debemos poner en marcha programas de cribado que ayuden a una detección precoz del cáncer de pulmón”, concluyen los autores del editorial Luis M. Seijo, Trujillo y Javier J. Zulueta, en referencia al documento de consenso de 2017 promovido por Separ y otras sociedades científicas de ámbito nacional, como la Seram, la SEOM y la SECT.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.