Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:10
Especialidades > Neumología

Más sanitarios y unidades neumológicas, clave en enfermedades respiratorias

Alberto Fernández-Villar considera que la cifra actual de neumólogos en el Sistema Nacional de Salud no es suficiente

Alberto Fernández-Villar.
Más sanitarios y unidades neumológicas, clave en enfermedades respiratorias
María García
Miércoles, 25 de abril de 2018, a las 13:20
Alberto Fernández-Villar, jefe de Neumología del Complejo Álvaro Cunqueiro (EOXI Vigo), y director de Formación Continuada de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), considera que es necesario un mayor número de neumólogos y la independencia funcional de muchas unidades ante el constante aumento de las enfermedades respiratorias. Dos peticiones que son claves para lograr que los pacientes sean tratados de la mejor forma posible. Para conseguir esto, Fernández-Villar está directamente involucrado en distintos proyectos que tienen como objetivo impulsar la formación en esta especialidad. Uno de los más recientes ha sido el 10º Encuentro: presente y futuro en Neumología, organizado por la compañía farmacéutica Chiesi España y por Separ, que este 2018 se ha realizado en Zaragoza. 

Las enfermedades respiratorias son la tercera causa de hospitalización y de mortalidad en España y uno de los principales motivos de consulta en Atención Primaria. En los últimos años se han rebajado las tasas de mortalidad de varias de estas dolencias pero, considera que, si hubiese más neumólogos, ¿se reducirían aún más estas cifras?

Es difícil de saber aunque, en mi opinión creo que es muy probable. La carga asistencial y económica de las enfermedades respiratorias ha aumentado mucho en los últimos años. Al mismo tiempo, ha emergido una medicina respiratoria cada vez más personalizada y de precisión, altamente tecnificada, con nuevas fórmulas de gestión por procesos y con avances muy importantes en el conocimiento. Esta situación requiere una cada vez mayor especialización de los profesionales, independientemente del ámbito de trabajo y complejidad del centro hospitalario. Existen múltiples evidencias en nuestro país de que el manejo por parte de los profesionales especializados de muchas patologías respiratorias prevalentes y gravosas tiene consecuencias sobre su morbilidad y mortalidad. Además, las estadísticas sobre la disminución de la mortalidad en enfermedades respiratorias deberían tener en cuenta el potencial efecto que está teniendo el adecuado manejo de la apnea del sueño y la deshabituación tabáquica sobre la disminución de la mortalidad cardiovascular, aspectos que en nuestro país está liderando la Neumología.


La mortalidad de distintas enfermedades intersticales ha disminuido entre un 10-15%


Un estudio reciente de la Separ -informe 'Recalar'- demuestra que la mortalidad intrahospitalaria de patologías como la embolia pulmonar, las neumonías, las enfermedades interesticiales y otras causantes de insuficiencia respiratoria aguda ha disminuido en la última década entre un 10 y un 15 por ciento.

En España hay 3,4 neumólogos por cada 100.000 habitantes, una cifra que no alcanza las recomendaciones mínimas establecidas por la Organización Mundial de la Salud, que son de entre 3,5 y 4. ¿Por qué ocurre esto?

Es una media. En Asturias la ratio es del 6, que está muy bien. En cambio, en Canarias sólo hay 2,6 neumólogos por cada 100.000 habitantes y en Andalucía, 2,8. Existe una gran heterogeneidad entre las diferentes comunidades autónomas, aunque la mayoría se sitúan por debajo de los mínimos recomendados por la OMS. Este problema, que no es único para Neumología y sucede con otras muchas especialidades, responde a una inadecuada planificación de las necesidades de profesionales sanitarios, a pesar de que existían informes institucionales de hace algunos años que advertían sobre esta situación.

Sobre el presente y futuro inmediato de las enfermedades respiratorias en  España, este déficit de neumólogos en nuestro sistema sanitario público me parece mucho más relevante.

¿Qué supone para los pacientes?

En muchos casos los pacientes no son atendidos por los profesionales más preparados y especializados en su enfermedad. Además como la distribución de neumólogos no es homogénea en nuestro país, puede suponer que en determinadas comunidades o áreas sanitarias se pueda producir inequidad en la posibilidad de acceso al neumólogo.

¿Qué debe hacerse para paliar esta situación?

En principio, y lo antes posible, un adecuado plan de necesidades ajustando las plantillas a las recomendaciones existentes. La administración central debería liderarlo y buscar asesoramiento en una sociedad científica líder y comprometida con la eficiencia y la sostenibilidad del sistema sanitario como es la Separ.

Numerosos hospitales del Sistema Nacional de Salud no disponen de Unidades Asistenciales autónomas de Neumología. ¿Qué consecuencias tiene este hecho?


"Existe una gran heterogeneidad en la cifra de neumólogos entre distintas CC.AA"


Aunque desde el punto de vista teórico es así, y muchas unidades asistenciales dependen de otros departamentos, en mi opinión la mayoría de éstas, gracias a su adecuada organización y bien hacer, gozan de bastante independencia funcional. Aun así, creo que desde la administración debería hacerse un esfuerzo por consolidar, tanto desde el punto de vista práctico como teórico, unidades neumológicas independientes para que puedan alcanzar un mayor grado de desarrollo, lo que sin duda contribuirá a una mejor atención de las enfermedades respiratorias.

¿Por qué cree que Neumología no está entre las primeras especialidades en ser escogidas por los MIR?

Este hecho es complejo y creo que incluyen varias razones. Una de ellas, y quizás la más importante, es que a pesar de dicho anteriormente, la demanda de neumólogos en el sistema sanitario público español no ha sido acorde a sus necesidades (aumento de prevalencia de patologías, tecnificación, avances en el conocimiento, apertura continua de nuevos campos de desarrollo…) lo que ha generado un cierta precariedad laboral entre los especialistas recién formados y una frustración en muchos de ellos que se transmite a los futuros especialistas a la hora de elegir su camino.

Por otra parte, debemos hacer autocrítica desde la Neumología española, ya que durante muchos años es probable que no hayamos sabido trasmitir a los estudiantes de Medicina la riqueza y enormes posibilidades de desarrollo profesional que ofrece nuestra especialidad. Desde Separ se están llevando numerosas iniciativas para mejorar este aspecto. Por último, también podría influir el hecho de que estamos hablando de una de las especialidades más jóvenes de nuestro país, y que aunque ha mejorado mucho en los últimos años, ha sido una gran desconocida por la población general. 

Alberto Fernández-Villar, en su consulta del Complejo Álvaro Cunqueiro (EOXI Vigo).


¿Cómo ha sido el 10º Encuentro: Presente y Futuro en Neumología? ¿Qué destacaría de él?

El Encuentro ha sido de nuevo un éxito, tanto por el número de asistentes como por su contenido. La fórmula ha sido parecida a la de los anteriores encuentros, con jornadas formativas de primer nivel, muy interactivas y participativas. El Encuentro es un buen ejemplo de iniciativa que promueve la formación en Neumología. 

¿Qué significa para los residentes?

Los residentes tienen la posibilidad de aprender de la mano de expertos de primer nivel y de un modo muy práctico, ya que las presentaciones se basan en supuestos clínicos, que es como mejor se entienden las cosas. Los conocimientos que se ponen a su alcance van más allá de los meramente académicos. En el encuentro se presentan las últimas novedades y avances en el tratamiento y el diagnóstico de las enfermedades respiratorias. Y no menos importantes son los vínculos profesionales y personales que se acaban forjando entre ellos y con sus tutores y que muchas veces van más allá del propio encuentro.

¿Cuáles han sido las novedades en el tratamiento y en el diagnóstico de las enfermedades respiratorias que se han destacado en el evento?

Se han destacado especialmente los buenos resultados clínicos de la medicina respiratoria personalizada en muchas de las enfermedades respiratorias como EPOC, asma, cáncer de pulmón o fibrosis pulmonar idiopática, que permiten un mayor ajuste de los tratamientos farmacológicos, adaptándolos a las características de cada paciente. Otro tema que ha despertado mucha atención son las mejoras conseguidas en los nuevos dispositivos inhaladores. Son más fáciles de usar y permiten la combinación de tres fármacos en un mismo dispositivo, facilitando enormemente la toma de la medicación y mejorando la adherencia terapéutica del paciente.