21 nov 2018 | Actualizado: 21:20

Los medios de comunicación ayudan a “desnormalizar” la conducta de fumar

Separ afirma que las campañas antitabaco incrementan los intentos de abandono de los fumadores

Francisca Lourdes Márquez Pérez.
Los medios de comunicación ayudan a “desnormalizar” la conducta de fumar
lun 23 abril 2018. 13.45H
Redacción
Las campañas antitabaco que se difunden a través de los medios de comunicación contribuyen a “desnormalizar la conducta de fumar. Desde el punto de vista de su impacto en la salud, se ha comprobado que aumentan los intentos de abandono y las tasas de cesación tabáquica, mientras que, desde el punto de vista económico, son coste-efectivas.

Así lo afirma Francisca Lourdes Márquez Pérez, neumóloga y directora del Comité de Calidad Asistencial de Separ, durante la 24 Reunión de Invierno Áreas Conjunta Separ, de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

“La publicidad del tabaco incrementa la probabilidad de que los adolescentes comiencen a fumar”, advierte la Márquez Pérez. La sociedad recuerda que el tabaquismo afecta al 30 por ciento de la población adulta y que la edad de inicio se sitúa en los 13 años.

Actualmente, los que más fuman en España son los adultos de entre los 24 y los 34 años. También destacan que cada año fallecen en el país alrededor de 60.000 personas como consecuencia del tabaco, lo que supone el 15 por ciento de las muertes registradas en el país.

A mayor gasto mensual en campañas, mayores tasas de éxito de abandono

Se ha constatado que las campañas antitabaco pueden contribuir a “promover la cesación, reducir la posibilidad de inicio y tener una gran influencia sobre el apoyo de la población para las intervenciones en tabaco”, señala Márquez Pérez. Y añade: “Sirven para 'desnormalizar' la conducta de fumar, porque producen un cambio de percepción social acerca del tabaco, reducen su consumo, ayudan a realizar cambios hacia actitudes positivas e impactan sobre el tabaquismo pasivo”.


Cada año fallecen en España alrededor de 60.000 personas a consecuencia del tabaco


Entre los estudios más recientes destaca uno efectuado en Inglaterra y publicado en Tobacco Control en 2017, que evaluó durante ocho años el impacto de las campañas antitabaco de los mass media ingleses en la cesación tabáquica. Demostró que, entre 2008 y 2016, un mayor gasto mensual en campañas de medios de comunicación de control del tabaco se asoció con mayores tasas de éxito de abandono.

En particular, se observó que un impacto de un 10 por ciento de media mensual en gastos en campañas se asocia con un aumento de 0,5 por ciento en intentos exitosos de abandono.

La inversión de un 1.138.600 euros se tradujo en 2.550 exfumadores permanentes, 2.930 años de vida ganados y un ahorro de costes de 391,60 euros por año de vida. Márquez Pérez destaca que “dejar de fumar beneficia económicamente tanto al fumador como a la sociedad”.

Una campaña nacional de salud pública produce un cambio sustancial

Estos datos se sitúan en la línea de los hallazgos de otro estudio inglés anterior, publicado en Drug and Alcohol Dependence, que evaluó el resultado de la campaña nacional 'Stoptober' para dejar de fumar basada en la teoría del cambio de comportamiento lanzada tanto en medios tradicionales como en los nuevos.

Esta campaña intentó iniciar un movimiento en el que los fumadores renunciaran al tabaco al mismo tiempo en respuesta a un desencadenante de abandono masivo positivo. Los fumadores teníán el objetivo marcado de  no fumar en octubre.

Los datos sobre los intentos de abandono se obtuvieron de 31.566 fumadores mediante encuestas nacionales realizadas mensualmente entre 2007 y 2012. En 2012, hubo un aumento de aproximadamente 50 por ciento de intentos de dejar de fumar en octubre en comparación con otros meses del mismo año.

'Stoptober' generó 350.000 intentos de abandono adicionales y demostró que diseñar una campaña nacional de salud pública con un objetivo conductual claro, utilizando principios psicológicos clave, puede producir un cambio sustancial en el comportamiento de la población respecto al tabaco y traducirse en un impacto favorable en la salud pública.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.