Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Especialidades > Neumología

Los baremos de las OPE penalizan la experiencia en la sanidad privada

Profesionales y gestores reclaman igualdad y que no se demonice la colaboración con centros públicos

Sentados: María Jesús Rodríguez, Pedro Novás y Luis Carretero. De pie, Javier Collada, Enrique Delgado y Fernando Caballero.
Los baremos de las OPE penalizan la experiencia en la sanidad privada
Joana Huertas
Martes, 10 de octubre de 2017, a las 13:30
La presente y próxima puesta en marcha de ofertas públicas de empleo (OPE) va a generar miles de puestos de trabajo en el sector sanitario. Sin embargo, profesionales y gestores denuncian los criterios a los que están sujetos sus baremos, particularmente en lo que concierne a la sanidad privada. Consideran que la experiencia en este ámbito no se valora como debe, o que incluso se penaliza su ejercicio en comparación con el público.
 

Pedro Novás, moderador de la mesa 'Modos de Gestión de la Sanidad Pública y Privada' , explica las conclusiones del debate. 

“En las OPE se tendría que valorar en los baremos la experiencia en centros privados y concertados, y que se valore en igualdad de condiciones con la experiencia en centros públicos. Hay mucha gente válida fuera del sistema público que tiene muy difícil cambiar”, ha indicado María Jesús Rodríguez Nieto, presidenta de Neumomadrid, quien ha lamentado que la “politización” que hay en la gestión sanitaria.
 
Luis Carretero, gerente del Departamento de Salud de Denia, también ha denunciado esta situación. “Hay que facilitar los movimientos de personal y adaptar las reglas del juego a una sanidad diversa. Tenemos que poder mover personal de centros concertados a públicos”. El problema se agrava cuando “hay profesionales excelentes que no pueden volver al sistema porque no tienen plaza en propiedad”.
 
No debería penalizarse así la experiencia privada. El estado ofrece formación a traves del MIR en centros como la Jiménez Díaz. ¿Por qué está esta experiencia, en un centro de excelencia, menos valorada en un baremo?”, se pregunta Javier Collada Carrasco, vocal de Residentes de Neumomadrid.
 
Colaboración público-privada
 
Estas cuestiones se han abordado en la mesa de debate Modos de Gestión de la Sanidad Pública y Privada, en el marco del XVII Encuentro Global de Neumología, que organiza Sanitaria 2000 con el auspicio de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y con la colaboración de Air Liquide Healthcare, Linde, Oximesa, Novartis y Rovi, en La Granja (Segovia).

Fernando Caballero, Luis Carretero, Javier Collada, Pedro Novás, Enrique Delgado y María Jesús Rodríguez Nieto, durante el debate.

Fernando Caballero, Luis Carretero, Javier Collada, Pedro Novás, Enrique Delgado y María Jesús Rodríguez Nieto, durante el debate.

 
En ella también se ha abordado la situación de la colaboración público-privada en el ámbito sanitario. Sobre esta cuestión, Enrique Delgado, gerente de Asistencia Sanitaria en Soria, ha llamado a que no se “demonice. No sobran recursos y las demandas de la población son cada vez mayores, y por ello hay que colaborar”.
 
Ha reiterado que “tenemos que combatir el rechazo a este tipo de colaboración”, en la que hay “mucho tópico”, sobre todo teniendo que cuenta que España es “uno de los países de la OCDE con menos colaboración público-privada”.  Collada Carrasco, por su parte, ha valorado que “la relación tiene que estar supervisada para que no se perjudique la atención al paciente ni se beneficien los intereses de terceros. La sanidad privada puede enriquecer a la pública, con competencia de mercado, por ejemplo, pero la atención y la calidad asistencial deben recaer en la pública. Es necesario que estas reglas del juego estén bien claras”.
 
“Lo que está pasando”, en materia de este tipo de colaboraciones, según Fernando Caballero, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud la Universidad Francisco de Vitoria, “es que buena parte de las iniciativas llevadas a cabo hasta ahora no eran correctas y se están viendo superadas por los acontecimientos. Hay que cambiar determinadas decisiones políticas precipitadas”.
 
Para Pedro Novás, economista y ex subdirector de Contratación y Compras del Servicio Balear de Salud, y moderador del debate, existe “capacidad de acuerdo para cambiar las reglas del juego” en este tipo de colaboraciones, “pero falta altitud de miras política”.