Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Especialidades > Neumología

La obesidad incrementa el riesgo de enfermedad respiratoria del sueño

Neumomadrid alerta de que por cada aumento de un kilogramo en el IMC se eleva el riesgo un 14 por ciento

La prevalencia de la enfermedad es seis veces mayor en personas de más de 70 años.
La obesidad incrementa el riesgo de enfermedad respiratoria del sueño
Redacción
Viernes, 16 de marzo de 2018, a las 12:05
María Fernanda Troncoso, coordinadora del Grupo de Sueño y Ventilación de Neumomadrid, la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica, advierte de que la obesidad incrementa el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias del sueño.

Se estima que entre el 60 y el 70 por ciento de las personas que padecen síndrome de apnea-hipoapnea del sueño (SAHS) tienen obesidad. Además, por cada aumento de un kilo en el índice de masa corporal (IMC), el riesgo de sufrir esta enfermedad crece en un 14 por ciento.


El SAHS es entre 1,5 y 3 veces más prevalente en el hombre que en la mujer


El síndrome de apnea-hipoapnea del sueño se caracteriza por presentar una obstrucción intermitente y repetitiva de la vía aérea superior que impide el paso del aire hacia los pulmones durante el sueño. El colapso puede ser completo (apnea) o parcial (hipoapnea), provocando un descenso repetitivo en la saturación de oxígeno en la sangre, así como despertares transitorios y recurrentes durante el sueño por el aumento del esfuerzo respiratorios, lo que provoca que la calidad del sueño se reduzca.

Pero la obesidad no es el único factor de riesgo al que se enfrentan los pacientes con enfermedades respiratorias del sueño. Según explica Troncoso, también lo es la edad. “La prevalencia de padecer SAHS es seis veces mayor en personas con más de 70 años, en comparación con los individuos más jóvenes”. En cambio, en la población infantil, solo el 2-3 por ciento de los niños tienen posibilidades de sufrir la enfermedad y se presenta entre los 3 y 6 años, coincidiendo con la mayor hipertrofia adenoamigdalar.

Además, el sexo del paciente también influye, tal y como constata la coordinadora del Grupo de Sueño y Ventilación de Neumomadrid. “La prevalencia en el hombre es entre 1,5 y 3 veces más que en la mujer, hasta que con la llegada de la menopausia se incrementa en esta y prácticamente se iguala”.

Un problema de salud pública de primera magnitud

La apnea del sueño, enfermedad respiratoria del sueño, es muy prevalente en España y constituye “un problema de salud pública de primera magnitud”, según Troncoso. “Su alta prevalencia y la tendencia al aumento por la epidemia de la obesidad en la población hacen que este problema sea alarmante”.

Tanto es así, que estudios llevados a cabo en España evidencian que entre un 4,7 y un 7,8 por ciento de la población mayor de 40 años puede presentar una SAHS grave, la mayoría de las cuales aún no han sido diagnosticadas ni tratadas.

Por todo ello, los expertos de Neumomadrid, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y la Sociedad Española de Sueño (SES) han lanzado diferentes actividades formativas e investigadoras para informar a la población general sobre las consecuencias de las enfermedades respiratorias del sueño. “Conocer más detalles del abordaje de esta patología es una labor de todos, no solo de los especialistas. El sueño es un estado fisiológico imprescindible para la vida, ya que su calidad y cantidad afectan directamente a la salud del individuo”.