Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Especialidades > Neumología

Juzgan al ‘doctor diésel’ por mentir sobre el impacto de la polución

Michel Aubier está acusado de ocultar el pago de una petrolera durante su comparecencia bajo juramento ante el Senado

Es la primera vez que una persona en Francia es juzgada por perjurio ante el Senado
Juzgan al ‘doctor diésel’ por mentir sobre el impacto de la polución
Redacción
Miércoles, 14 de junio de 2017, a las 18:40
El neumólogo francés Michel Aubier está siendo juzgado por el Gobierno de su país acusado de haber mentido bajo juramento ante el Senado. El 'doctor diesel', como se le conoce popularmente, fue uno de los testigos llamados a declarar en 2015 por las autoridades para saber más sobre “coste financiero y económico de la polución del aire”.

Antes de testificar, el jefe del servicio de neumología del hospital Bichat de París aseguró que no tenía ningún apego con actores económicos. Durante su declaración, admitió que la relación entre los casos de cáncer y la contaminación era “extremadamente débil”.

Sin embargo, un año después  los periódicos Libération y Le Canard Enchaîné desvelaron que Aubier es médico asesor de la petrolera Total desde hace 20 años, según informa el País. Además, forma parte desde 2007 del consejo de administración de la Fundación Total. Le Monde publicó recientemente que entre 2012 y 2014 recibió más de 300.000 euros por parte de la petrolera.

"No influyó en mi opinión"

Michel Aubier se defendió de las acusaciones: "Esas actividades no han influido de ninguna manera en mi opinión sobre la polución del aire y el diésel. Jamás, realmente jamás, me ha pedido Total que haga algo así, no es para nada mi papel y jamás lo habría aceptado".

El mediático juicio está sentando un precedente en Francia, al ser la primera vez que una persona en Francia es juzgada por perjurio ante el Senado y que la cámara alta del Parlamento se constituye en parte civil de la acusación. La condena por falso testimonio por juramento es de hasta cinco años de cárcel y 75.000 euros de multa.