García Río: "Hay que lograr contratos mínimamente dignos para el neumólogo"

El nuevo presidente electo de Separ radiografía su especialidad de Neumología y explica sus planes con la sociedad

Francisco García Río, presidente electo de Separ.
García Río: "Hay que lograr contratos mínimamente dignos para el neumólogo"
lun 07 diciembre 2020. 18.55H
El neumólogo Francisco García Río se presentó como candidato para presidir la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) con un triple objetivo: "potenciar el liderazgo científico de Separ”, trabajar por “su renovación, de manera que sea más participativa y transversal” y “posicionar la asistencia a la salud respiratoria en el lugar que le corresponde”. Fue elegido en la Asamblea General de Socios durante el 53 Congreso Virtual

Ahora, como presidente electo, explica a Redacción Médica cómo ha influido la pandemia del Covid-19 a su especialidad, así como los planes que tiene para cumplir su programa una vez asuma la presidencia ejecutiva en el próximo congreso. 

¿Cuáles son los objetivos más inmediatos como presidente electo?

Ahora mismo estoy en una fase de transición, conocimiendo más a fondo la estructura, la gobernanza y las características de distintos apsectos de la sociedad, así como planificando mi aportación para el momento en el que asuma el cargo. 

Mis objetivos más inmediatos son los que planteaba en el programa electoral: incrementar y potenciar el rigor científico de Separ y posicionar a la sociedad como referente de elección en el ámbito de la salud respiratoria antes la sociedad y las distintas administraciones. Incluso ante distintos profesionales.

Aglutinamos el número más amplio de profesionales dedicados a las enfermedades respiratorias en múltiples facetas. Por ello, tanto por la capacitación profesional como por el liderazgo científico y generación del conocimiento que generamos, Separ debe ser un referente cuando se quiera abordar la salud respiratoria. 

La lucha contra el tabaquismo y la contaminación ambiental son dos de las principales metas que tiene ahora mismo la sociedad científica. ¿Se añadirá alguna otra batalla con usted?

Nuestra sociedad científica tiene abiertos muchos frentes y campos: somos y debemos ser un referente en salud respiratoria en general y eso supone múltiples campos de actuacion. Es importante tener la suficiente sensibilidad para abordar en distintos frentes múltiples aspectos, considerando desde las enfermedades más prevalentes a las más minoritarias. Y, desde luego, no dejando fuera de la intervención y de nuestro interés ningún campo.

El tabaquismo sigue siendo un problema social y de salud de primera magnitud, al igual que la contaminación ambiental. Separ es muy consciente de ello. Precisamente este año va a ser el Año Separ dedicado a este campo. Nuestra sociead científica debe posicionarse como un interlocutor muy claro en todo lo que reprsente la contamianción y las medidas para su control. Es importante que la población tenga presente que el principal órgano dañado es el sistema respiratorio. Nuestra intervención en este campo debe ser esencial.


"Cualquier ciudadano en cualquier parte de España tiene que tener acceso a UCRI lideradas por neumólogos"


Pero hay muchas otras áreas de actuación. Una que me parece particuparlmente importante, y que a raíz de la pandemia se ha puesto aún más de manifiesto, son las unidades de cuidados respiratorios intermedios (UCRI). El Covid ha puesto en evidencia déficits importantes en nuestro sistema nacional de salud. Uno de los más claros es no contar previamente con el número suficiente de UCRI a nivel nacional. Algunos centros ya teníamos estas unidades, que demuestran su eficacia en problemas respiratorios, pero por las limitaciones estructurale no se había generalizado. La situación ha puesto de manifiesto que esto era insostenible y prácticamente todos los centros han tenido que crear UCRI con un gran esfuerzo económico y personal y una dedicación encomiable de muchos neumólogos de toda España. Sabemos que no pueden abandonarse una vez hayamos superado la pandemia. 

Además tenemos un compromiso social ante los ciudadanos: cualquier enfermo que acuda a un hospital de cualquier zona de España por una patología respiratoria debe tener a su disposición una UCRI liderada por neumólogos para poder afrontar su situación. Eso es absolutamente impensable en muchas otras enfermedades graves en las que se dispone de estructuras específicas para atenderlas. Debemos luchar para que podamos homogenizar la estrcutura, establecer los requerimientos que se necesiten, dotar a la práctica totalidad de los hospitales del país de UCRI adecuadas. Espero esta lección nos sirva y hayamos sido capaces de aprender de esta experiencia. 

¿Cree, entonces, que la instalación de las UCRI en todos los centros sanitarios con unidades de Neumología será una realidad? 

Es obligatorio que sea una realidad. Ahora mismo la pandemia Covid ha puesto de manifiesto que es así. El compromiso, la exigencia y la obligación social es que se mantengan. Por supuesto, cada centro las desarrollará según sus posibilidades, dimensiones y población a la que atienden, pero tenemos que aprender de nuestros errores a nivel de gestión sanitaria. También debemos aprender del renocimiento de nuestras limitaciones.

Entiendo y asumo, y además defiendo con vehemencia, que esta enseñanza que se ha producido con gran sacrifico por parte de todos no podemos olvidarla. Debemos ser conscientes de esta realidad a todos los niveles y esforzarnos al máximo para mantener estas unidades y adecuarlas a las necesidades que se planteen en cada centro. Desde mi punto de vista sería impensable asumir un retroceso. Y como tal hay que retransmitírselo a la sociedad: el ciudadano debe exigir tener a su disposición estos recursos; que sea una exigencia social que seamos capaces de transmitir. 

¿Cuál es su plan para "posicionar la asistencia a la salud respiratoria en el lugar que le corresponde"?

Probablemente se ha visto reflejado el impacto social y mediático de las enfermedades respiratorias a raíz del Covid, pero son enfermedades que tienen un gran impacto sobre la salud pública, sobre el consumo de recursos... Los neumólogos, cirujanos torácicos, enfermeras respiratorias, fisioterapeutas y todos profesioanles que integramos Separ atendemos un número muy importante de patologías que tienen una alta prevalencia.  Generan un grado de discapacidad y de consumo de recursos importantes. También en la mortalidad.


"Debemos ofrecernos y planteanos como interlocutor ante cualquier situación en la que se aborde la salud respiratoria"


Por esta situación resulta cada vez más necesario concienciar a la administración pública de esta situación y a su vez debemos establecer unos requerimientos mínimos de calidad que, precisamente  a raíz de esta situación, también se ha visto afectada en algunos casos. Hay que garantizar que todos los pacientes con patología respiratoria reciban una asistencia según los estándares de calidad exigibles.

Esto supone un gran esfuerzo en el que llevamos implicados desde hace mucho tiempo los profesioanels y tenemos que ser capaces de transmitirlo a la sociedad, a la opinión pública y a las autoridades sanitarios. Hay que ser capaces de articular estructuras que vayan dando respuesta a esa situación.

¿Y para potenciar el liderazgo científico de Separ?

El liderazgo científico es ahora mismo nuestro aval. Somos una sociedad científica que integra prácticamente a 5.000 profesionales que integra la totalidad de aspectos de la salud respiratoria. Aglutinamos y soportamos desde la mayor capacitación profesional al liderazgo de muchos aspectos científicos de todas estas enfermedades.

Es un valor intrínsico que posee la Separ. Tenemos que hacerlo aflorar y manifestarlo más públicamente. En este sentido, debemos oflecerlo y plantearnos como interlocutor ante cualquier situación en la que se quiera abordar este campo. Es obvio que la evidencia científica está en Separ. Cualquier administración u organismo que quiera abordar intervenciones en este campos, necesariamente tendrá que contar con nuestro apoyo y soporte para avanzar en esta línea.  

¿Qué diagnóstico haría de su especialidad con la pandemia?

Separ aglutina un gran conjunto de especialidades. En cuanto a mi especialidad, la Neumología, tiene un importante desarrollo y proyección social. Posee múltiples retos y múltiples áreas de desarrollo que deberían potenciarse en los próximos años. 

La pandemia ha puesto en evidencia la transcendencia e importancia de esta especialidad. El Covid, como enfermedad respiratoria que es, deja en evidencia que se necesitan profesionales con formación específica en el manejo de enfermedades respiratorias de alta complejidad.

El Covid ha servido para que muchas personas hayan descubierto la Neumología como especialidad. Pero estábamos mucho antes de la pandemia: asumismos a un contjunto muy importante de enfermos no-Covid, que son los principales damnificados por la situción actual. Es una especialidad que seguirá con gran potencial después de la pandemia, y además con áreas de desarrollo muy importantes como son los cuidados intermedios, el desarrollo de unidades de sueño, el desarrollo de unidades multidisciplinares, el ámbito de las enfermedades vasculares pulmonares, de la patología intersticial... Hay una serie de campos muy amplios en los que la especialidad aún tiene que crecer y experimentar un desarrollo muy importante.

Para mí es la especialidad más bonita y más relevante que existe ahora mismo. Y tiene que ser una de las especialidades que lidere los hospitales y sea referente a nivel de cualquier centro.

Separ ha enviado recientemente una carta al Ministerio de Sanidad en la que se lamentaba por la falta de neumólogos. ¿Cuál cree que debe ser la solución para paliar esas carencias?

La Junta Directiva de Separ ha enviado una carta. Ahora mismo estamos en un contexto problemático porque la demanda sanitaria que ha originado el Covid está planteando problemas para la contratación de neumólogos en muchas unidades de hospitales.


"No planteo cuotas para las profesionales, sino reflejar la realidad de nuestro entorno"


Aquí hay dos líneas de intervención importantes: la evidencia y el propio desarrollo de los distintos campos que debe afrontar, tanto con Covid como con otras áreas, seguramente recomendarán que el ministerio considere aumentar el número de especialistas que cada años e formen en Neumología. Este año se ha aumentado de forma sustancial el número de plazas de Neumología. Pero todavía no ha resuelto de forma suficiente las demandas actuales y las del futuro. mero de plzas que ofertean distintos centros…

Pero a su vez es muy importante hacer un esfuerzo para que la contratación de neumólogos reúna una calidad contractual mínimamente exigible. La pandemia ha puesto de manifiesto el déficit de profesionales sanitarios, y particularmente neumólogos en España. Es inadmisible que muchos de nuestros compañeros tengan que ir a trabajar a otros países porque les ofrecen unas condiciones contractuales mínimamente más dignas. Seguramente con una oferta de contatos en unas condiciones más adecuadas sería factible recuperar a muchos de estos profesionales y paliar la situación.

Hablando de MIR, ¿qué cree que le hace falta a la especialidad para que resulte más atractiva a los próximos residentes?

Una de las cuestiones que podría ser de interés es que los estudiantes de Medicina conozcan con más profundidad la Neumología y toda las posibilidades que ofrece. Hay un amplio abanico de oferta asistencial en las que se pueden dearrollar múltiples inquietudes.

Las posibilidades laborales al finalizar la especialidad también deberían incidir. La situación actual pone de evidencia que en Neumología el paro es cero. Eso puede hacerlo atractiva para que muchos MIR la elijan con la garantía de contratación futura.

El mayor impacto y presencia social de la Neumología debería ser otro elemento de refuerzo para aumentar la captación de residentes.

¿Tiene algún plan para atraer a la sociedad a los neumólogos más jóvenes?

Esto para mí es uno de los aspectos más críticos. Separ, como cualquier sociedad científica, necesita rejuvenecerse. Es imprescindible para menter su vigencia y para ser ágil y lograr una respuesta a las inquitudes de todos los socios. 

Afortunadamente, la mayoría de residentes de Neumología y  Cirugía Torácica, así como enfermeras respiratorias y fisioterapeutas, ya son socios de Separ desde el inicio de su vida laboral, pero es necesario incidir en este campo. Parte de ello se está haciendo ya a través de la plataforma Separ Joven, que trata de promocionar la integración en la sociedad de nuestros medios más recientes, y la propia renovación de estructuras y cargos de la sociedad, así como facilitar la integración en órganos de gestión de los socios más jóvenes y realizar acciones específicas incluso dentro del propio congreso para MIR y adecuar el programa a sus demandas,  debería ser capaz de dar respuesta a sus inquietudes. Hay que hacerles  sentir partícipes y actores muy activos del futuro de la sociedad, que al final van a ser quienes lo gestionen.

Como candidato nos contaba que querían apostar por políticas de igualdad de género. ¿Cuáles serían estas?

Más que políticas de estructura rígida o de cuotas, que a veces parecen demasiado artificiales, se trata de reflejar la situación real de nuestro entorno: la mayoría de servicios de Neumología y Cirugía Torácica y unidades de Enfermería existe una distribución de género que tiene que reflejarse en la sociedad.

Tenemos que tener la sensiblidad para que nuestros órganps de gestión sea representativos en el campo de género. Tenemos por fortuna un número muy elevado de neumólogas, cirujanas torácicas, fisioterapeutas y enferas con una gran trayectoria profesional y un elevado rigor científico. Hay que facilitar, permitir y lograr que se integren en la actividad de Separ y lideren gran parte de la misma. 

¿Cómo va a trabajar con los socios para que se sientan más implicados?

Esto ha sido uno de los leivmotiv de mi camapaña y el elemento de decisión de presentarme. Tenemos que tener claro que Separ es de los socios, que son los principales actores de la sociedad. Hay que huir de estructuras que sean alejadas. El socio medio debe sentirse integrado.

Debemos hacer un esfuerzo por mejorar la transparencia, por  que el socio esté perfectamente informado de todas las actividades y tenga acceso a las mismas, así como articular una comunicación bidireccional.  La idea es que todos los órganos que se vayan renovando tengan estructuras para poder captar cuáles son las inquitetudes de los socios y poder diseñar una política y una serie de acciones que den respuesta de las inquietudes profesionales y científicas de cualquier asociado.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.