Barreiro: "Hay que forzar que las mujeres ostenten cargos de gestión"

La editora jefe de 'Archivos de Bronconeumología' se presenta a la presidencia de Separ

Esther Barreiro es la única mujer que se presenta en esta ocasión a la presidencia de la sociedad científica.
Barreiro: "Hay que forzar que las mujeres ostenten cargos de gestión"
vie 06 noviembre 2020. 09.05H
Esther Barreiro es la única candidata mujer que se presenta a la presidencia de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, Separ. De conseguirlo no sería la primera en hacerlo, ya la antecedieron Pilar de Lucas e Inmaculada Alfageme, pero en una institución con 60 años de vida eso le sabe a poco.

Por eso, una de sus ideas de ponerse al frente de la sociedad científica será “forzar” el acceso de las mujeres a cargos de gestión. Barreiro quiere una Separ integradora, por eso busca centrarse no solo en las mujeres sino también en los jóvenes y en las profesiones minoritarias dentro de la sociedad, como Fisioterapia y Enfermería, para impulsar su faceta investigadora.

Tampoco se olvida de los socios que trabajan en investigación básica y a los que quiere más participativos. El impulso de la investigación es otro de los pilares de su campaña. No es de extrañar que sea así, pues lleva casi una década al frente del buque insignia de Separ, la revista Archivos de Bronconeumología.

¿Por qué ha decidido presentarse como candidata a presidir Separ?

Al hilo de una conversación recibí una propuesta para presentarme, la consideré y me pareció adecuada: al cabo de unos días dije que sí. Creo que puedo aportar cosas a la Separ: conozco bien la sociedad, trabajo para ella desde 2006 –pero con más protagonismo desde 2012–, puedo hacer buenas aportaciones para mejorar juntos, incorporar nuevas ideas, nuevos comités, formas de trabajo…

Mi proyecto puede ser entusiasmante para mucha gente, sobre todo para los colectivos más jóvenes. Es importante trabajarlos, porque van a ser los herederos, y hay que empezar a pensar en los recambios generacionales. Vale la pena empezar a pensar en esto y hacer cosas que sean atractivas para este tipo de colectivos, es uno de los retos más importantes que tiene Separ.

Luego hay otros colectivos, quizás más transversales, que tienen más dificultad en su día a día por el tipo de trabajo que desarrollan, de poder encontrar foros de intercambio de ideas y opiniones, posibilidad de trabajar en proyectos de cierto calado, multicéntricos, etc. porque les es más difícil acceder a estos y en Separ pueden encontrar esta oportunidad.

Hablo de colectivos como los de Fisioterapia o Enfermería, es muy importante ofrecerles a estos colectivos el integrarse muy bien en otros equipos de trabajo, a lo mejor liderados por neumólogos, pero puede llevar a cabo una labor interesante de investigación y hay que sacarles de la rutina del día a día, del trabajo más meramente asistencial. En Separ pueden encontrar ese foro de debate, trabajo e integración, y en su hospital es muy difícil plantearse trabajar en este tipo de cosas.

Separ puede ofrecerles estos estudios multicéntricos. Por ejemplo, ahora con el Covid, hay un registro muy importante en marcha, en que podrán analizar datos de pacientes y fenotipar, y ahí puede participar todo el mundo, no exclusivamente un neumólogo o un investigador, sino también un fisioterapeuta o un enfermero. También debemos implicar a los jóvenes en este tipo de proyectos.

Quizá me dejo más colectivos, pero en definitiva, cualquier persona que le guste el mundo de Respiratorio puede ver en Separ un foro de trabajo e investigación y me gustaría poder llevar a cabo un proyecto de este nivel.

Quiere apoyar la multidisciplinariedad.

No entiendo el trabajo que no sea multidisciplinar, en mi día a día y mi entorno inmediato es así. En mi equipo de investigación somos mucha gente, más de 20 personas, y tenemos neumólogos, fisioterapeutas, enfermeras, estadísticos, biólogos, bioquímicos, una genetista, bioinformáticos


"Desde Separ no tenemos que entrar en el manejo político de la pandemia, pero nos afecta"


Uno solo en su rincón no llega a conocer todo, necesita el soporte de otras personas para poderse complementar.

Insisto en el relevo generacional, del que hablamos mucho pero nos olvidamos muchas veces. Estoy hablando de personas de 40 años, que se enfrentan un techo  muy importante, yo misma lo he sufrido, y no se puede vetar la promoción profesional de una persona por el mero hecho de que haya personas que no se quieran ir de los sitios.

La vida son etapas y a veces hay que forzarlas. Si no se fuerza, si no se obliga a las instituciones a incorporar talento joven, siempre son las mismas personas las que están en los cargos, dirigiendo. No se da oportunidad a una persona de 40-45 años, talentosa, para que pueda promocionarse, por el hecho de que no se piensa en ella, siempre se piensa en la misma franja etaria, los mismos colectivos, y eso es peligroso.

Hay que forzarlo. Si no se fuerza es un poco como pasa con las mujeres, que es otro de los puntos de la candidatura. Hay que forzar que las mujeres ostenten cargos de gestión; si no se fuerzan, no estaremos; es una realidad aquí y en todas partes.

¿Cuáles cree que son los retos a los que se puede enfrentar como presidenta de Separ?

Uno, la pandemia. Es un reto inexcusable, pero su ‘gracia’ es que afecta a todos por igual. Aquí no hay sexos, no hay edad, nada: todo el mundo está sometido a los avatares por donde nos lleva esta pandemia, su manejo político, que nosotros desde Separ no tenemos que entrar pero que nos afecta, eso es indiscutible.

Luego está la parte económica. Como consecuencia de la pandemia, será uno de los retos más importantes a día de hoy. Habrá que ser ingenioso, buscar soluciones para conseguir financiación, ya sea privada o pública, habrá que trabajar con otros entes, incluso a nivel gubernamental.

Habrá que establecer lazos con otras entidades, no digo para obtener financiación sino que sirva como puente para participar en proyectos a nivel europeo e internacional. Es verdad que Europa tampoco está muy boyante, hay países que están peor que nosotros, pero el objetivo hay que tenerlo. En el horizonte ha de estar, otra cosa es que lo consigamos, pero si no tenemos el horizonte nunca llegaremos a conseguirlo.

En Separ tenemos que contribuir con la pandemia a generar documentos, formas de trabajar que ayuden. En ocho meses se han modificado las conductas terapéuticas, y Separ ha sido protagonista varias veces. Eso es lo que hay que hacer: Separ está presente en el manejo de la pandemia, los profesionales han de ver a la sociedad como el foro donde encontrar la información que necesitan para manejar pacientes críticos, los medios más o menos todo el mundo los sabe manejar.

Desde luego, el desafío más importante para mí, quisiera ser optimista pero imagino que tendremos para dos años a partir de ahora: la situación económica que nos va a quedar, que va a ser lamentable por las circunstancias, en las que estamos obligados a cerrar todo, tiendas, negocios, etc. Y también están los profesionales [sanitarios] cansados, agotados y deprimidos. Habrá que levantarles el ánimo, hacerles ver que es una cosa de todos, todo el mundo está en el mismo barco, y hay que intentar remar entre todos y que llegue a buen puerto en algún momento.

Ha hablado de crear nuevos comités en Separ, ¿cuáles serían?

Me gustaría un comité de paridad. Esto es importante, tan solo ha habido dos mujeres presidentas (Pilar de Lucas e Inmaculada Alfageme) en una sociedad con 60 años de vida. La sociedad española, y la europea en general, ha cambiado mucho en los últimos 30-40 años, y es momento de que las mujeres empecemos a hablar e impulsar la capacidad de gestión de las mujeres, que como mínimo es igual que la de los hombres y, en algunos aspectos, me atrevería a decir que es mejor, por lo que veo en mi día a día.

Es cierto que en las áreas y los comités salen más mujeres, está claro que hay más socias que socios, es cierto que las socias son todavía muy jóvenes, aún tienen que desarrollarse y madurar y dentro de 10-15 años muchas de ellas estarán preparadas para asumir cargos de responsabilidad de gestión tanto en sus centros de trabajo como en Separ, pero tenemos que pensar en fomentarlo activamente, igual que con el recambio generacional.

Otro comité que también es muy importante es el de representación regional. Me gustaría que toda España entera (y toda la Península Ibérica, incluyendo Portugal) se sintiera representada en Separ. Es importante que todas las comunidades autónomas tengan una representación clara en la sociedad y la vean como suya, al margen de la autonómica. A nivel internacional, el interlocutor en uno de los países más importantes en Europa por población y aportación científica, tiene que ser Separ.

Estaría muy bien poder crear un comité institucional, aparte de foro anual donde los presidentes de las sociedades autonómicas se ven con Separ, es importante que este foro se vea con representación más natural representando a cada comunidad y no tiene por qué ser el presidente de la sociedad autonómica.


"Separ es bastante transversal pero tenemos que incorporar nuevos elementos"


Un tema recurrente en las conversaciones con la gente es que a veces se sobrerrepresentan determinadas zonas, y otras se ven pequeñas. Hay que ayudar a esa gente porque tienen aportaciones importantes al conocimiento respiratorio.

Otro que quizás sería interesante sería el de ciencia básica en respiratorio, que en España es buena, hay mucha ciencia básica, pero están dispersos: hay muchos biólogos, bioquímicos, fisiólogos… Es una pena que ese conocimiento se pierda: el Ciber ha sabido aglutinarlo bastante bien pero Separ no, y nos haría falta acceder a ese colectivo y poderlos incorporar. Forman parte de Separ, pagan su cuota, pero no sé si están desaprovechados. Este comité también valdría la pena para proponerles una forma de integración o participación. Esta gente está ahí, son buenos y trabajan bien, es una pena que se queden un poco diluidos.

A la gente que está indecisa, ¿qué le diría para que votase por usted?

Que si quieren una propuesta de cambio, en cierta manera, ‘revolucionaria’ en el sentido de que puede romper con cosas que han hecho hasta la fecha, que puede implicar una continuidad con alguna cosa pero también una ruptura o una toma en consideración, como el trabajo interdisciplinar y los colectivos de investigación básica, los jóvenes…

Si quieren una apuesta de cambio, si podemos vencer los retos que nos ha puesto la sociedad, a ver si entre todos conseguimos generar una Separ un poquito diferente, un poquito transversal… Lo es bastante a día de hoy, en el último periodo se ha cuidado mucho a colectivos como los de Cirugía Torácica, Oncología, los jóvenes han sido mimados en este último periodo… Pero tenemos que seguir en esa línea e incorporar nuevos elementos.

Y, sobre todo, nos tenemos que actualizar. La sociedad en general se ha tecnificado muchísimo, y aunque hay mucha gente que solo ve lo asistencial y no la investigación, usan una serie de técnicas que alguien las diseñó.  No entiendo la asistencia sin la investigación.

Quien quiera votarme, votará a una mujer, que apuesta por los jóvenes y la investigación en el ámbito respiratorio. Si alguien quiere votarme a mí, votará esto.

Luego está el tema de las publicaciones. Desde hace 9 años soy la editora jefe de Archivos de Bronconeumología, y desde hace casi dos años de una nueva revista, Open Respiratory Archives, que es una revista que espero que podamos desdoblar los comités. Esto es un trabajo considerable y mi labor como editora de la revista, que es grande (se reciben más de mil artículos al año), con un factor de impacto de 5, está en el primer cuartil desde hace dos años… Todo esto ha sido mérito de revisores y autores, pero también del comité. Yo velaré por que las publicaciones de Separ estén en el top ten, estén a primer nivel europeo e internacional. 

Tres años son pocos, no es mucho tiempo, pero es un pilar. Yo sería un mero eslabón de una cadena muy larga de personas. Quien me vote lo hará a unas ideas distintas y con conciencia de que una mujer puede liderar Separ y habrá una tercera presidenta.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.