Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:00
Especialidades > Neumología

El síndrome de apnea-hipopnea del sueño afecta al 20% de adultos mayores

Neumomadrid ha incidido en la alta prevalencia de estas patologías y su infradiagnóstico

María de los Ángeles Rol de Lama, Paula Rodríguez Rodríguez, Miguel Ángel Cervantes Prada, Olga Mediano San Andrés, Cristina López Riolobos y Francisco García Río.
El síndrome de apnea-hipopnea del sueño afecta al 20% de adultos mayores
Redacción
Joana Huertas
Martes, 17 de abril de 2018, a las 10:10
Las enfermedades o patologías del sueño son muy diversas y su prevalencia se estima alta en la población española. “El insomnio, entendido como la dificultad para iniciar o mantener el sueño, es la principal queja en nuestra sociedad. Además, pueden existir o coexistir otras patologías, como el síndrome de apnea-hipopnea del sueño (SAHS), donde la incidencia cada vez es mayor y aumenta con la edad, situándose en cifras cercanas al 20 por ciento en mayores de 65 años”, ha asegurado Cristina López Riolobos, neumóloga del Hospital del Tajo y experta en Medicina del Sueño (Ceams) durante la mesa dedicada a estas enfermedades en el  XXIII Congreso de Neumomadrid, que se ha celebrado los días 11, 12 y 13 de abril. “Asimismo, cada vez hay una mayor incidencia de patologías por alteración de los ritmos circadianos de sueño, sobre todo el retraso de fase de sueño en la población joven”, ha añadido.

López Riolobos, junto a Olga Mediano, neumóloga de la Unidad de Trastornos Respiratorios del Sueño de la Sección de Neumología del Hospital Universitario de Guadalajara y miembro del Ciber de Enfermedades Respiratorias (Ciberes), han moderado esta mesa, cuyo objetivo ha sido “dar cabida y representatividad a la patología de sueño, y desarrollar temas tan actuales y prevalentes como la cronodisrupción del sueño y las alteraciones circadianas de nuestra sociedad, la asociación entre apneas del sueño y alteraciones inmunológicas y, por supuesto, el papel de las nuevas tecnologías en el avance del diagnóstico del SAHS”.

“Se trata de darle valor a la necesidad de un sueño de calidad para tener una buena salud junto a lo más actual del tema”, ha apuntado Mediano.

Miguel Ángel Cervantes Prada; Paula Rodríguez Rodríguez; Olga Mediano San Andrés, neumóloga de la Unidad de Trastornos Respiratorios del Sueño de la Sección de Neumología del Hospital Universitario de Guadalajara y miembro del Ciber de Enfermedades Respiratorias (Ciberes); Francisco García Río, jefe de Sección de Neumología del Hospital Universitario La Paz; Cristina López Riolobos, neumóloga del Hospital del Tajo y experta en Medicina del Sueño (Ceams); y María de los Ángeles Rol de Lama, del Laboratorio de Cronobiología de la Universidad de Murcia.


Horarios de sueño

“El ritmo circadiano es el reloj interno. Nos dice cuándo debemos dormir o estar despiertos. Es un ciclo de 24 horas que se regula por luz, por comidas y por temperatura corporal interna. Si modificamos nuestros hábitos o engañamos o confundimos a este reloj puede provocar que el sueño no comience cuando debe o se vea interrumpido. Es por eso que recomendamos dormir a oscuras, no exponerse a las nuevas tecnologías antes del sueño  y hacer horarios de comida regulares”, ha explicado Mediano.

Por su parte, Francisco García Río, jefe de Sección de Neumología del Hospital Universitario La Paz, ha explicado la relación entre la apnea del sueño y el sistema inmune, mientras que Miguel Ángel Cervantes Prada ha expuesto las nuevas tecnologías en el diagnóstico de esta enfermedad.

También ha participado en esta mesa María de los Ángeles Rol de Lama, del Laboratorio de Cronobiología de la Universidad de Murcia, que ha hablado sobre hábitos de sueño y los ritmos circadianos.

Enfermedades infradiagnosticadas

Tanto para López Riolobos como para Mediano, las enfermedades del sueño aún están infradiagnosticadas. “Aunque desde hace años, a raíz del auge y el mayor conocimiento de ellas, ha aumentado exponencialmente su diagnóstico e interés”, ha explicado la neumóloga del Hospital del Tajo.

“Hemos dado grandes pasos con estudios más simplificados del sueño, con los que conseguimos diagnosticar una apnea muy evidente, pero aún mantenemos un porcentaje demasiado elevado de pacientes sin diagnosticar”, ha añadido Mediano, para quien los problemas relacionados con las largas listas de espera y de gestión se mejoraría con una mayor implicación por parte de las administraciones.