16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

El cáncer de pulmón tiene una supervivencia global de un 10% a los 5 años

El reto de los profesionales está en diagnosticar el tumor a tiempo para reducir el índice de mortalidad

Nieves Hoyos Vázquez, Luis Seijo Maceiras, José Javier Alarcón Rodríguez,Beatriz Morales Chacón y María del Pino Alcántara.
El cáncer de pulmón tiene una supervivencia global de un 10% a los 5 años
lun 16 abril 2018. 10.30H
Redacción
Joana Huertas
El cáncer de pulmón es el tumor de mayor incidencia y mortalidad a nivel mundial, con una supervivencia global a los 5 años de un 10 por ciento. El diagnóstico precoz supone un reto para todos los sanitarios, ya que al momento del diagnóstico muchos de los pacientes se encuentran en fase avanzada de esta enfermedad, tal y como ha explicado Nieves Hoyos, neumóloga del Hospital del Henares de Coslada, y Beatriz Morales, neumóloga del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, en la mesa dedicada a la Oncología en el XXIII Congreso de Neumomadrid que se ha celebrado los días 11, 12 y 13 de abril.

“Para el diagnóstico precoz y la mejora de la supervivencia es clave el abordaje multidisciplinar. Conscientes de ello, presentamos en el Congreso de  Neumomadrid una mesa en la que participan especialistas en Radiología, Oncología Radioterápica y Neumología”, han asegurado.

Entre esos expertos ha estado María del Pino Alcántara, oncóloga radioterápica del Hospital Universitario Clínico San Carlos, quien ha hablado de las indicaciones de la radioterapia estereotáxica extracraneal (SBRT), definida como “un método de radioterapia externa para administrar con mucha precisión alta dosis de radiación sobre un volumen extracraneal, utilizando una o un número pequeño de fracciones”, ha explicado.

“Actualmente se considera el tratamiento de elección en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico en estadio clínico inicial (CPNM T1-2N0M0) médicamente inoperables y se utiliza como una alternativa a la cirugía en los pacientes de alto riesgo quirúrgico, que cada vez son más numerosos (ancianos o con EPOC grave) o en aquellos que la rechazan. Además -ha continuado Alcántara- está indicada para el tratamiento de oligometástasis (tipo de metástasis por la que las células cancerosas del tumor primario se desplazan por el cuerpo y forman un número pequeño de tumores metatásticos), si bien la evidencia científica de estos pacientes es aún escasa”.

 María del Pino Alcántara, oncóloga radioterápica del Hospital Universitario Clínico San Carlos; Nieves Hoyos Vázquez, neumóloga del Hospital del Henares de Coslada; Beatriz Morales Chacón, neumóloga del Hospital Clínico San Carlos de Madrid; José Javier Alarcón Rodríguez, radiólogo del Hospital General Universitario Gregorio Marañón; y Luis Seijo Maceiras, neumólogo de la Clínica Universidad de Navarra. 


Manejo del nódulo pulmonar

Asimismo, la mesa dedicada a la Oncología ha contado con la presencia de José Javier Alarcón, radiólogo del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, que ha hablado del manejo del nódulo pulmonar solitario (NPS), definido como una opacidad redondeada menor o igual de 30 mm, rodeada de pulmón sano y sin otras anormalidades torácicas asociadas.

El radiólogo ha explicado que cada vez es más frecuente el hallazgo incidental de un nódulo pulmonar en una tomografía computarizada torácica (TCT), que requiere de una toma de decisiones clínicas en cuanto a la indicación de otras pruebas adicionales y/o plazos de seguimiento. Por todo ello, se han publicado diferentes guías y recomendaciones que han sido modificadas recientemente según se amplían los conocimientos de la historia natural del cáncer de pulmón, especialmente en los de crecimiento más indolente.

El enfisema, uno de los principales factores de riesgo

Estudios recientes han demostrado que el enfisema es uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo del cáncer de pulmón. En este sentido, Luis Seijo, neumólogo de la Clínica Universidad de Navarra, ha hablado de cómo el diagnóstico del enfisema ha pasado de ser tradicionalmente anatomopatológico a radiológico, gracias a los software de cuantificación de la tomografía computarizada de baja dosis (TCBD) torácica que, de forma automática, permiten valorar no solo la presencia del enfisema, sino también su grado de severidad.

También ha profundizado en los diferentes mecanismos que explican la asociación entre enfisema y cáncer de pulmón: el consumo de tabaco, las alteraciones del aclaramiento mucociliar, la expresión de factores de transcripción inducibles por hipoxia y factores genéticos. “Todo ello justifica la realización de una TCBD en pacientes fumadores o exfumadores con enfisema”, ha asegurado.

 Un momento de la mesa sobre Oncología del XXIII Congreso de Neumomadrid. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.