La investigación, que ha sido publicada en la JAMA Internal Medicine, ha estado dirigida por dos neumólogos españoles

Trombosis ligada al covid
Luis Jara-Palomares, coautor del estudio.


22 dic 2022. 13.10H
SE LEE EN 3 minutos
La interrupción a los tres meses de la terapia anticoagulante para prevenir el tromboembolismo venoso (TEV) asociado al Covid-19 es factible porque la tasa de incidencia de recurrencia de estos episodios es muy baja, según ha revelado un estudio publicado en la revista científica JAMA Internal Medicine, tal y como recalca la Sociedad Española de Neumología Torácica (Separ) en una nota de prensa.

El estudio ha estado liderado por los neumólogos Luis Jara-Palomares y David Jiménez, ambos miembros de Separ. “El objetivo de este trabajo, realizado en pacientes con trombosis asociada al Covid-19, ha sido analizar la probabilidad de que estos pacientes presenten trombosis tras retirar tratamiento anticoagulante. La duración de este tratamiento en pacientes que han sufrido un TEV supone un dilema en diferentes circunstancias y, hasta la fecha, se desconocía este riesgo en los pacientes con TEV asociada al Covid-19”, explica Jara-Palomares.

Separ apunta que se ha diseñado un estudio de cohorte multinacional, efectuado a partir de los datos del Registro Informatizado de la Enfermedad Tromboembólica (Riete), que recopila prospectivamente información de pacientes con TEV.

A raíz de la pandemia, desde el 25 de marzo de 2020, Riete empezó a incorporar datos de TEV asociado al Covid-19 y, a partir de este, el nuevo estudio en JAMA Internal Medicine ha incluido a pacientes que desarrollaron TEV o embolia pulmonar (EP) dentro de los 30 días de Covid-19, confirmado entre el 25 de marzo de 2020 y 23 de abril de 2021, y en los que se descontinuó la terapia anticoagulante, después de al menos tres meses. El período de observación de la cohorte incluida en el estudio comenzó el día que se suspendió esta terapia anticoagulante y terminó cuando los pacientes sufrieron TEV recurrente, la muerte o bien el 24 de noviembre de 2021.


Resultados del estudio


El estudio analizó a 1.372 pacientes e incluyó a 431 pacientes con TEV asociado al Covid-19 con una edad media de 61,6 años y de los cuales la mayoría, el 60,3 por ciento, fueron hombres. Durante un seguimiento de 5,8 meses tras la retirada del tratamiento anticoagulante, solo 11 presentaron TEV recurrente, con una tasa de TEV recurrente de 4,8 por 100 pacientes y con una tasa de letalidad de recurrencias de TEV del cero por ciento.

“Este trabajo ha analizado la incidencia de trombosis venosa recurrente tras la suspensión del tratamiento anticoagulante. Los autores hemos encontrado que en pacientes con TEV asociada al Covid-19 que interrumpieron la anticoagulación, después de al menos 3 meses de haber seguido una anticoagulación correcta, la incidencia de TEV recurrente es lo suficientemente baja como para justificar la interrupción del tratamiento”, concluye David Jiménez.

“En nuestro estudio, la tasa de recurrencias de TEV (4,8 por 100 años-paciente) ha sido similar a la de los pacientes con TEV asociada a un factor no quirúrgico transitorio (5,8 por paciente-año) y puede estar en línea con la respuesta inflamatoria y enfermedad aguda típica del Covid-19. Por ello, nuestros hallazgos respaldan la práctica de proporcionar una duración limitada del tratamiento anticoagulante en estos pacientes, si bien se requieren de estudios adicionales que puedan aumentar la confianza en nuestros hallazgos”, añade el Dr. Jara-Palomares.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.