El IPCC formula un futuro escenario en 2030 teniendo en cuenta el cambio climático, el acceso a la energía y el aire

Así se pueden reducir 2,5 millones de muertes por contaminación del aire
Reducir la contaminación en el aire, objetivo del IPCC


05 abr 2022. 18.10H
SE LEE EN 3 minutos
El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha publicado recientemente un análisis sobre la viabilidad de reducir las emisiones nocivas para el año 2030. A partir de un escenario energético para el desarrollo sostenible de Perspectivas Energéticas Mundiales de la Agencia Internacional de la Energía (IEA) y teniendo en cuenta el cambio climático, el acceso a la energía y la contaminación del aire, se afirma que se pueden llegar a reducir hasta 2,5 millones de muertes prematuras por contaminación del aire en 2030.

Tal y como afirmó la Organización Mundial de la Salud en 2018, la OMS, cerca de 4,2 millones de muertes prematuras en el mundo (tanto en ciudades como en zonas rurales) son atribuidas a la contaminación del aire exterior. Solamente en China se llegaron a superar 1,1 millones en el año 2010, evidenciando de que se trata de un problema a gran escala. Diferentes estudios analizados por el IPCC han constatado los beneficios para la salud atribuidos a reducir la contaminación del aire exterior, ligados también a la mitigación de acciones en edificios.

El IPPC afirma que la Sociedad de Bajo Carbono (LCS) ha llegado a elaborar diferentes escenarios, en que la mitigación del desarrollo sostenible y el cambio climático se evaluaron conjuntamente. A partir de aquí, la institución incluye otros escenarios energéticos para el desarrollo sostenible formulados por la IEA, teniendo en cuenta tres pilares fundamentales: el cambio climático, el acceso a la energía y la contaminación del aire.

Reducir el CO2 permitiría menos muertes por contaminación del aire


La realidad planteada por la IEA toma como punto de partida la reducción de la contaminación del aire y, a continuación, evalúa los costos de cumplir con un objetivo de reducción de emisiones de 41 del 70 por ciento del CO2 del sistema energético para 2030. El escenario concluye que modernizando centrales eléctricas de carbón con controles de contaminación es la opción más barata para afrontar la contaminación a corto plazo, pese a no ser consistente con cumplir los objetivos de emisiones a largo plazo del Acuerdo de París.

El Escenario de Desarrollo Sostenible combina el objetivo de reducir la cantidad de CO2 en la energía en un 70 por ciento, con grandes disminuciones en las emisiones relacionadas con la energía de óxidos de nitrógeno y dióxido de azufre, provocando un descenso del 40-60 por ciento para 2030. Logrando esa meta, 2,5 millones de personas menos sufrirían una muerte prematura por contaminación del aire en 2030 en comparación con el Escenario de directivas declaradas (Steps), que representa una continuación de las tendencias actuales en el sistema energético.

Recordamos que Steps ofrece un punto de referencia más conservador para el futuro, debido a que no da por sentado que los gobiernos alcanzarán todos los objetivos anunciados hasta el momento. En su lugar, se examina de forma más granular, sector por sector, lo que realmente se ha puesto en marcha para alcanzar estos y otros objetivos relacionados con la energía, teniendo en cuenta no solo las políticas y medidas existentes, sino también las que están en vías de desarrollo.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.