Neumología aborda los efectos de los contaminantes en pacientes con EPID y FPI en la 2ª Reunión Virtual Separ

"La contaminación influye en la incidencia de enfermedades intersticiales"
José Antonio Ros Lucas y Pablo Mariscal.


05 jun 2021. 10.15H
SE LEE EN 3 minutos
POR CRISTIAN GALLEGOS
La mesa ‘Contaminación ambiental un enemigo común: impacto en las EPID-FPI’ ha dado el inicio a la segunda jornada de la 2ª Reunión Virtual de las Áreas Separ. En este encuentro se han tratado los efectos de contaminantes sobre la salud de pacientes con Enfermedad Pulmonar Intersticial Difusa (EPID) y con Fibrosis Pulmonar Idiopática (FPI). La mesa ha sido moderada por Myriam Aburto Barrenechea, docente y médico adjunta del Servicio Neumología del Hospital de Galdaka.

En el primer turno de presentación, José Antonio Ros Lucas, responsable de la Unidad EPID del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, ha argumentado que la contaminación influye en la incidencia y en la prevalencia de FPI.

“La usabilidad biológica de los contaminantes pueden afectar en el desarrollo e incidencia de enfermedades intersticiales. Cuando hay mayor contaminación, hay más riesgo de exacerbaciones según los tipos de contaminantes”, ha señalado Ros Lucas.


"Cuando hay mayor contaminación, hay más riesgo de exacerbaciones"



Casos medioambientales en Lombardía y Cataluña


En este contexto, el especialista ha expuesto sobre dos investigaciones que confirman su postulado sobre el aumento de la incidencia de casos de pacientes con FPI en zonas de industrialización: el caso de Lombardía y el de Cataluña.

“El estudio realizado en el norte de Italia, en Lombardía, evidencia que el dióxido de nitrógeno es el contaminante que más se relaciona con el aumento de la incidencia de FPI. A su vez, Otro estudio realizado en Cataluña muestra que los lugares con más civilización y tráfico rodado, que desarrollan mayor cantidad de partículas, la prevalencia de FPI es mayor”, ha especificado Ros Lucas.


Investigaciones para mejorar la calidad del aire


El especialista ha destacado que el objetivo de su especialidad es intentar frenar las emisiones de contaminantes que afectan la salud de las personas. “Nuestra misión como médicos y neumólogos es trabajar en investigaciones con el fin de mejorar la calidad del aire. En otras patologías hemos visto que gracias a esto se mejora el pronóstico, la clínica y la evolución de las enfermedades”, ha afirmado.

En el segundo turno de la sesión, Pablo Mariscal, neumólogo del Servicio de Neumología, Hospital Universitario La Paz-IdiPAZ, ha presentado los resultados preliminares del proyecto de investigación que ha llevado a cabo junto al grupo emergente EPIC sobre la relación entre la contaminación atmosférica y la gravedad y mortalidad en la FPI.

Mariscal ha explicado que la metodología de la investigación ha sido averiguar la asociación FPI y los contaminantes que generan enfermedades respiratorias (dióxido de azufre, monóxido de carbono, material particulado, el ozono y el dióxido de nitrógeno) y mortalidad.

“En el estudio se ha podido apreciar que un aumento de los niveles de contaminantes (monóxido de carbono) podrían elevar la posibilidad de que fallezcan los pacientes con FPI. Estos resultados tienen una aplicabilidad como estrategia futura para reducir la contaminación y mejorar la calidad del aire”, ha sentenciado Mariscal.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.