Separ y ERS resaltan el papel de la Neumología en la rehabilitación de pacientes con covid persistente y su tratamiento

"El alta hospitalaria no es el final del tratamiento a pacientes covid"
Joan B. Soriano, Carlos A. Jímenez Ruiz, James Chalmer y Jaime Signes -Costa durante el simposio Separ-ERS.


04 nov 2021. 12.40H
SE LEE EN 5 minutos
El long covid o covid persistente es actualmente el principal problema asistencial para los neumólogos y lo seguirá siendo en el corto-medio plazo. Así lo han asegurado tanto la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) como la European Respiratory Society (ERS) durante un simposio conjunto celebrado en el 54º Congreso Nacional de Separ, que está teniendo lugar en Sevilla desde este jueves hasta el próximo sábado 6 de noviembre.

“El Long Covid es nuestro principal problema y debemos tener el conocimiento y herramientas necesarias para combatirlo”, explica el presidente de Separ, Carlos Jiménez Ruiz, en una mesa que ha abordado las complicaciones respiratorias en Covid persistente de la mano de Jaime Signes-Costa Miñana, neumólogo en el Hospital Clínico de Valencia, y la guía europea de actuación en pacientes hospitalizados con James Chalmer, Chief Editor en la European Respiratory Journal.

El neumólogo valenciano ha presentado los datos de un ensayo clínico realizado en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III que ha arrojado algo de luz a una patología cuyo futuro es “desconocido”. “En base a nuestros resultados, el 30 por ciento de los pacientes que superan el Covid conservan un función pulmonar alterada”, asegura Signes-Costa Miñana. 

En concreto, a los dos meses el 54 por ciento presenta una difusión pulmonar y a los seis meses la mantienen el 46,9 por ciento. “Esto supone una difusión menor del 80 por ciento respecto a lo previsto”, detalla el neumólogo. Además, el 35 por ciento presenta disnea tras el alta hospitalaria.

En base a estos datos y tras revisar el resto de la literatura científica sobre el covid persistente, Signes-Costa Miñana concluye que lo único claro es que el alta hospitalaria no va ser el final del tratamiento de los pacientes con Covid. Y en cuanto al futuro advierte que nadie sabe lo que va ocurrir. “Como neumólogos debemos poner atención a los cambios fibrióticos que puede causar el covid. Ya existen varios ensayos para ver la eficacia de los tratamientos. Algunos son con nintedanib,  pirfenidone o prednisone y otros con productos ya conocidos y utilizados en la fibriosis pulmonar idiopática. Aunque esto aún debe desarrollarse más”, explica.

¿Cómo es la guía europea de long covid?


En la misma línea se ha mostrado el miembro de la ERS, quien asegura que aún no conocemos que pasará en el futuro. Lo que sí se sabe, de momento, es que el long covid puede afectar a casi todos los órganos porque la mayoría tienen receptores AC2, que es la puerta de entrada de los virus. “Los órganos sufren procesos inflamatorios tras la liberación de cicotinas”, explica James, quien asegura que la mayoría de los pacientes tienen síntomas persistentes seis meses después de la enfermedad aguda y, por lo tanto, se necesita un enfoque proactivo para la atención del seguimiento.


"Los sobrevivientes de covid con deterioro de la función pulmonar preexistente a las 6-8 semanas después del alta hospitalaria deben recibir un programa integral de rehabilitación pulmonar"



Para ayudar en ese seguimiento, la ERS, en colaboración con la sociedad americana de Cirugía Torácica, ha elaborado una guía para la rehabilitación de los pacientes covid. En el primer apartado de esta hoja de ruta se recomienda como actuar con los pacientes hospitalizados antes de darles el alta. “Se debe recibir rehabilitación al lado de la cama del hospital (cuidados intensivos o en la sala), antes de hacerla en el entorno doméstico. Y se debe hacer una evaluación de las necesidades de oxígeno en reposo y durante el esfuerzo”, resume Chalmer.

Tras el alta hospitalaria se debe “alentar” a los pacientes con covid a que realicen actividades diarias regulares en las primeras 6-8 semanas y que están sean ejercicios físicos de intensidad baja a moderada.


Evaluación del paciente long covid


Tras las primeras ocho semanas, la ERS recomienda realizar una evaluación formal del funcionamiento físico y emocional para identificar las necesidades de rehabilitación de la unidad. “El seguimiento de un paciente hospitalizado con covid debe incluir los resultados básicos establecidos para los supervivientes de insuficiencia respiratoria aguda a las 6-8 semanas después del alta hospitalaria”, reivindica Chalmer.

Para el neumólogo europeo, hay dos aspectos especialmente relevantes en los que el servicio de neumología debe tener un alto protagonismo. “Los sobrevivientes de covid con necesidad de intervenciones de rehabilitación a las 6-8 semanas después del alta hospitalaria deben recibir un programa de rehabilitación integral. Mientras que los sobrevivientes de Covid-19 con deterioro de la función pulmonar preexistente a las 6-8 semanas después del alta hospitalaria deben recibir un programa integral de rehabilitación pulmonar”, detalla.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.