"Desde Separ insistimos en la importancia de financiar las vacunas"

Francisco Sanz explica lo que se espera de la vacuna neumocócica en España

Francisco Sanz Herrero, neumólogo del Consorcio Hospital General de Valencia.
"Desde Separ insistimos en la importancia de financiar las vacunas"
sáb 15 junio 2019. 17.50H
"La enfermedad neumocócica invasiva (ENI) y la neumonía neumocócica (NN) suponen un grave problema de salud entre los adultos de mayor edad y aquellos con determinadas condiciones y patologías de base, entre los que destacan los inmunodeprimidos y algunos inmunocompetentes, que les hacen más susceptibles a la infección y favorecen cuadros de mayor gravedad y peor evolución. Entre las estrategias para prevenir la ENI y la NN se encuentra la vacunación, aunque las coberturas vacunales son más bajas de lo deseable". Así comienza la actualización del 'Consenso sobre la vacunación anti-neumocócica en el adulto por riesgo de edad y patología de base' publicado en 2017 y suscrito por 17 comunidades, entre ellas la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

Francisco Sanz explica lo que se espera de la vacunación antineumocócica.

En la actualidad existe una vacuna conjugada
(VNC13) que genera una respuesta inmunitaria frente a la mayoría de los 13 serotipos incluidos en ella. Pero no está financiada para tantos grupos poblacionales como a los neumólogos les gustaría. Redacción Médica ha hablado con Francisco Sanz Herrero, neumólogo del Consorcio Hospital General de Valencia, en el seno del 52º Congreso Nacional Separ celebrado en Santiago de Compostela entre los días 13 y 16 de junio. 

Como dice el nombre de su ponencia, ¿qué sabemos y qué vamos a necesitar en el futuro de la vacunación antineumocócica?

La vacunación antineumocócica es una herramienta eficaz que tenemeos a nuestra disposición y que está recomendada para pacientes con patologías de riesgo. Nos permitirá disminuir las posibilidades de que tengan una neumonía. Sin embargo, a pesar de tener esta herramienta tan potente, es muy importante que haya un sistema de vigilancia epidemiológica eficaz. Es decir, hacer un seguimiento del tipo de neumococo que está causando la neumonía, porque esto puede cambiar las necesidades vacunales.

El segundo lugar, que el personal sanitario esté concienciado sobre lo importante que son estas medidas preventivas. Y tercero, estar pendiente de qué va a pasar en el futuro con esta vacuna, que es lo más interesante.

¿Qué hay del sistema de vigilancia de ahora?

Hay un sistema de vigilancia epidemiológica que está liderada sobre todo por laboratorios de referencia de Microbiología que nos permiten conocer los serotipos de neumococo que causan la neumonía. Lo que pasa es que cuando metes una vacuna, concretamente la vacuna neumocócica, estamos impactando en la ecología de la bacteria, que es muy importante.

¿Y qué va a pasar en el futuro?


"En el futuro habrá que aumentar los serotipos de las vacunas"


En el futuro tenemos que esperar varias cosas: primero, que cuanto más gente vacunada haya cambiemos los serotipos de neumococo que están produciendo las neumonías. Así que hay que estar en alerta y vigilantes. Habrá que reformular y rediseñar las vacunas, tanto aumentando los serotipos como haciendo nuevas vacunas que están en desarrollo, pero todavía a muchos años de estar en la práctica clínica, con otro tipo de determinantes antigénicos.

¿Cada cuánto se actualizaría esta vacuna?

No está establecido, pero debería estar actualizada mínimo cada cinco años. Porque los cambios que se producen de los serotipos son muy importantes y muy cortos en el tiempo. Cuando vacunas a una población, prácticamente en un año o dos cambian las relaciones de serotipo. Baja mucho la incidencia y hay unas dinámicas de serotipos que cambian bastante, como por ejemplo el aumento de serotipos no incluidos en la vacuna. Eso es lo que hay que vigilar.

Ahora mismo, ¿cómo está establecida en el calendario vacunal?

Esta vacuna se recomienda sobre todo a los niños menores de cinco años. Es muy importante vacunar a la población pediátrica porque en ellos es muy efectiva. Además se produce un efecto rebaño: se protege a la población anciana y a los convivientes con los pequeños.

También está recomendado en personas mayores de 50 años con factores de riesgo, es decir, enfermedades crónicas o inmunodepresión. Prácticamente todo paciente con una patología de base, como por ejemplo diabetes, insuficiencia renal, enfermedades del hígado… Incluso está muy recomendada en pacientes fumadores.

¿Se debería ampliar la vacunación a otros grupos?

Sería recomendable que cualquier paciente mayor de 65 años estuviese vacunado, lo mismo que los pacientes que previamente hayan tenido una neumonía, especialmente si es neumocócica. Pero ahora mismo no está financiada. El problema es que hay es que esta financiación puede variar en el sistema sanitario que tenemos en el Estado. Sin embargo, nosotros en los hospitales cuando vemos personas de riesgo o complicaciones les derivamos a los servicios de Medicina Preventiva para vacunarles.

¿Está financiada en algunas comunidades autónomas?

En algunas sí. En Madrid lo estuvo y se demostró que cuando hacías vacunación sistemática las tasas de neumonías bajaban en picado.

Tener a la población vacunada, ¿en cuánto desciende la prevalencia de la neumanía?


"La eficacia de la vacuna que tenemos es de aproximadamente un 45%"


La eficacia de la vacuna que tenemos es de aproximadamente de un 45 por ciento. Que inicialmente puedes pensar que es baja, pero este porcentaje ya impacta directamente en los pacientes que van a sufrir neumonías. Se estima que en Europa 200.000 personas pueden evitar tener una enfermedad neumocócica invasiva que es una enfermedad muy grave causada por neumococo, que es lo que podemos prevenir actualmente.

¿Desde Separ se puede presionar a Sanidad de que debe estar financiada?

Nosotros estamos trabajando en varios aspectos. Por ejemplo, acabamos de publicar un folleto educacional de en qué consiste esta vacuna, al igual que con la de la gripe, para que pueda ser utilizados por neumólogos y el resto de médicos y así entregárselo a los pacientes; que tengan un poco de conocimiento de la importancia de la vacuna.

Muchas veces la pregunta viene al revés, son los pacientes los que demandan información sobre la vacuna.Creo que desde la sociedad científica se puede hacer, sobre todo, la información a los pacientes y a los profesionales sanitarios, incluidas las enfermeras.

El documento de consenso que se creó sobre esta vacunación en España lo forman 17 sociedades científicas, incluidos sociedades de medicina preventiva, comunitaria, general, etc.Hhay una disminación de estas recomendaciones de todos los agentes implicados.

¿Y a nivel de la Administración, qué pueden hacer?

Se puede informar e insistir de lo importante que sería la financiación de esta vacuna. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.