Además, según David Jiménez, su uso tiene una traducción directa en formación, diagnóstico y tratamiento

"Aplicar el código TEP es bueno para pacientes, médicos y el SNS"
David Jiménez, jefe de Servicio de Neumología del Hospital Ramón y Cajal.


15 mar 2022. 19.50H
SE LEE EN 4 minutos
La puesta en marcha del Código TEP, que consiste en la activación de un grupo de especialistas de tromboembolia pulmonar para la toma consensuada de decisiones terapéuticas, debería ser la “preocupación más importante” para los facultativos que se enfrentan a esta patología. Así lo ha puesto de manifiesto David Jiménez, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Ramón y Cajal en la Jornada Interhospitalaria de Neumología de Madrid Hospital Ramón y Cajal.

Cómo generar beneficio para los pacientes. 

“Su aplicación es buena para el Sistema Nacional de Salud, para el resto de médicos y para los pacientes. Toda la actividad multidisciplinar tiene una traducción directa en formación, diagnóstico y tratamiento”, asegura el facultativo en la jornada organizada por Redacción Médica con el auspicio de la Fundación Neumomadrid y la colaboración de GSK y Oximesa Nippon Gase.

El equipo liderado por Jiménez ha demostrado la eficacia de la activación del Código TEP para todas las partes. El primer estudio que llevaron a cabo se basó en 2.094 pacientes con trombolismo de pulmón, donde se mostraba si era bueno que los facultativos se adhirieran a las prácticas clínicas de TED. “Establecimos unos criterios muy sencillos de lo que era adherirse a las guías clínicas y resultó que hasta en el 20 por ciento de los casos decidíamos no seguir las indicaciones robustas de las guías. No la seguíamos en pacientes con alto riesgo de sangrado y con embolia de pulmonar grave. No seguirla multiplicaba por dos el riesgo de muerte por cualquier causa en los 30 días posteriores y por cinco el riesgo de muerte por tromboembolia pulmonar. Lo replicamos con hasta 34.000 pacientes y los resultados fueron los mismos”, detalla Jiménez.

Mejora en el tratamiento de las TEP y un ahorro para el SNS 


Unas guías clínicas que para el jefe del Servicio de Neumología del Ramón y Cajal son buenas para los casos robustos, pero que tienen muchas zonas grises sin cubrir. “Las guías proporcionan indicaciones para una minoría de escenarios clínicos, pero para la mayoría de escenarios no tenemos indicaciones”, detalla el neumólogo

En base a otro estudio realizado por el equipo de Jiménez, donde se analizó la progresión de 40.000 pacientes con tromboembolia pulmonar aguda sintomática y la atención en los hospitales que más casos tenían frente a los que menos, se encontró una clara mejoría al seguir el código TEP. “La experiencia asociada al tratamiento reduce hasta un 50 por ciento la probabilidad de muerte. Por lo tanto, aplicar los códigos TEP es bueno para el paciente”, asegura el especialista.


"Aplicando el código TEP ahorramos recursos al SNS"



Además, según resalta Jiménez, el Sistema Nacional de Salud también sale beneficiado. “Aplicando el código TEP ahorramos recursos al SNS.  En un estudio de 500 pacientes aleatorizados y divididos en dos grupos (manejo convencional y manejo en base al algoritmo estratificación del riesgo para movilización y alta) vimos que la estratificación reducía la estancia hospitalaria de 6 días a 4 días, lo que supone 1.100 euros menos por paciente”, detalla el neumólogo.

Por último, el equipo de Jiménez demostró que la continuidad en este tipo de trabajo multidisciplinar mejora los pronósticos. “La mortalidad a 30 días ha mejorado respecto a la que se conseguía antes. Hemos realizado análisis estadísticos donde los pacientes tenían las mismas características y demostramos que cada vez el tratamiento es mejor, ya que la mortalidad se redujo más respecto al inicio de los códigos TEP”, reivindica el jefe de Servicio de Neumología del Ramón y Cajal.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.