Durante el primer año se pondrán en marcha grupos de trabajo para analizar las necesidades de información de los mismos

La Estrategia de Salud Cardiovascular plantea 61 indicadores en 8 ejes
Instantes del último Consejo Interterritorial presencial celebrado en Toledo.


27 abr 2022. 11.20H
SE LEE EN 4 minutos
La Estrategia en Salud Cardiovascular (Escav) del Sistema Nacional de Salud (SNS) contará con 32 objetivos definidos y con 61 indicadores distribuidos en 8 ejes. Recogiendo así una de las principales reivindicaciones de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que busca una herramienta de medición de las medidas a aplicar. 

Según la Estrategia, a la que ha tenido acceso Redacción Médica antes de que se lleve al Consejo Interterritorial de Salud de este miércoles, el Ministerio de Sanidad ha tenido en cuenta las propuestas de todas las sociedades científicas y los grupos multidisciplinares. “Hemos definido 32 objetivos generales de Escav, relacionados con los distintos puntos críticos, 68 objetivos específicos para el abordaje de los diferentes aspectos asociados a cada punto crítico y 136 acciones para la consecución de los objetivos planteados”, reza el documento.

Respecto a los indicadores que medirán el éxito de la Escav, finalmente se han estipulado en 61. Estos están organizados en ocho ejes y buscan “evaluar los resultados intermedios y finales”. “En este sentido, y como parte de su carácter transformador, la Escav quiere garantizar una adecuada evaluación de la salud cardiovascular de la población española y del grado de implantación y efectividad de las iniciativas necesarias para su impulso”, reza el documento.

Creación de grupos de trabajo específicos para la medición de la Escav


Sanidad entiende que actualmente los sistemas de información (SSII) no disponen de algunos de los datos necesarios para calcular los indicadores seleccionados, de ahí que durante el primer año de ejecución de la Escav se pondrán en marcha grupos de trabajo con el fin de determinar las necesidades de información necesaria que permitan obtener esos indicadores. “Dichos grupos estarán integrados por todos los agentes implicados, especialmente profesionales sanitarios, responsables de SS.II. y representantes institucionales”, explica Sanidad.

Cada indicador cuenta con una ficha descriptiva en la que se recoge su fórmula y las fuentes de información previstas en la actualidad. Con carácter general, todos los indicadores se presentarán desagregados por sexo, riesgo cardiovascular y tramos etarios, así como por variables asociadas a factores de desigualdad.

¿En qué consiste cada uno de los ejes que marcan los 61 indicadores?


El primero de los ocho ejes que rigen los indicadores tendrá un carácter transversal y medirá la continuidad asistencial, la seguridad del paciente y la información de salud cardiovascular. Mientras que el siguiente eje estará dedicado a la promoción, prevención y capacitación ciudadana. El tercero se centrará en la medición más científica, centrándose en el conocimiento, la investigación e innovación. También se dará cuenta de la equidad y género en salud en el cuarto bloque.

Por último, Sanidad también propone indicadores más específicos a través de la monitorización de los pacientes y prácticas clínicas en cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, valvulopatías y arritmias.


¿Qué se busca lograr con la Escav?


Desde Sanidad entienden que es "imprescindible" contar con el acuerdo del Consejo Interterritorial del SNS para poder alcanzar los objetivos planteados, ya que es fundamental la colaboración de las comunidades autónomas. 

Estas metas tiene como principal logro mejorar el nivel de salud cardiovascular de la población española a través de las siguientes medidas: 
  • Promover la salud cardiovascular en la ciudadanía mediante el desarrollo de un abordaje integral que facilite la adopción de estilos de vida y entornos saludables y sostenibles.
  • Reducir la incidencia, la prevalencia y las complicaciones de las enfermedades cardiovasculares en España a través de la prevención; la mejora de la atención, en la fase aguda y crónica; la rehabilitación y la restauración de la salud: la prevención de la discapacidad; y la mejora de la calidad de vida y bienestar de los pacientes y sus familiares.
  • El impulso de la adopción de medidas que hayan demostrado su efectividad, seguridad, eficiencia y sostenibilidad.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.