La Ponencia de Vacunas reconoce que "no se han realizado estudios de eficacia en humanos de esta vacuna"

Fijados 2 escenarios para administrar la vacuna contra la viruela del mono
Exteriores del Ministerio de Sanidad.


08 jun 2022. 10.50H
SE LEE EN 4 minutos
Esta semana han llegado a España un total de 200 dosis de la vacuna contra la viruela. Se trata de Imvanex, la vacuna de tercera generación que ha adquirido para tratar de controlar el brote de viruela del mono. No obstante, no se podrán administrar hasta este jueves, cuando la Comisión de Salud Pública, junto con las comunidades autónomas, valide la estrategia de vacunación propuesta por la Ponencia de Vacunas, que contempla dos escenarios de vacunación, este último martes, y tal y como ha podido conocer Redacción Médica.

Estas 200 vacunas han sido adquiridas por el Ministerio de Sanidad al margen del acuerdo de compra centralizada de la Unión Europea al que España se adherió con otros países a través de la Hera, la Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias. El objetivo es agilizar, al menos, la adquisición de los primeros viales.

El documento de ‘Propuesta de recomendaciones de vacunación en el brote actual de viruela del mono’ de la Ponencia de Vacunas, a la que ha tenido acceso este diario, explica que, en 2013, la Comisión Europea autorizó la vacuna Imvanex (de Bavarian Nordic) para la inmunización activa frente a la viruela en adultos. Esta misma se autorizó en 2019 en Estados Unidos contra la viruela y el monkeypox (viruela del mono).


Escenarios de vacunación contra la viruela del mono


La Ponencia define, en la actualidad, dos escenarios. En el primero, denominado de “vacunación de los contactos estrechos identificados”, se recomienda “ofrecer la vacunación de las personas clasificadas como contacto estrecho de casos confirmados y probables, según la definición establecida en el Protocolo para la detección precoz y manejo de casos ante la alerta de viruela de los monos (monkeypox) en España”.

En concreto, se clasificarán como contacto estrecho aquellas personas que hayan estado en contacto con un caso confirmado desde el comienzo del periodo de transmisibilidad, “que se considera desde el momento de aparición de los primeros síntomas (que habitualmente precede entre uno y cinco días a la aparición del exantema) en las siguientes circunstancias”:
  • Contacto cercano (inferior a 1 metro en la misma habitación) con un caso confirmado, sin EPI (o con incidencias en su utilización). Se tendrá que valorar a los convivientes, el personal sanitario que ha atendido al paciente, contactos en el ámbito laboral y social. Se hará especial hincapié en recabar información sobre las personas que haya podido mantener relaciones sexuales en contextos de riesgo con el caso.
  • Contacto directo con ropas, ropa de cama o fómites usados por un caso confirmado de MPX durante el periodo infeccioso, sin el EPI adecuado (o con incidencias en su utilización).
  • Herida percutánea (por ejemplo, con una aguja) o exposición de las mucosas a fluidos corporales, tejidos, o muestras de laboratorio de un caso confirmado.
  • Manejo de muestras de un caso confirmado por personal de laboratorio sin el EPI apropiado (o con incidencias en la utilización del mismo). 
En el segundo escenario, de vacunación de contactos estrechos que sean personas de alto riesgo, de vacunación de contactos estrechos que sean personas de alto riesgo, se ofrecerá la vacunación a personas de alto riesgo que sean contactos estrechos.
  • Personas con inmunodepresión, incluyendo infección con VIH con <200 cél/ml.
  • Personal sanitario que haya tenido un contacto cercano (inferior a 1 metro en la misma habitación) sin EPI o que ha presentado alguna incidencia en el uso del EPI.
  • Personal de laboratorio que maneje muestras de pacientes sospechosos o confirmados de MPX que ha presentado alguna incidencia en el uso del EPI.

¿Tienen evidencia científica de la viruela del mono?


Aunque no se han realizado estudios de eficacia en humanos de esta vacuna, se ha estudiado la eficacia protectora frente a la viruela a partir de estudios de desafío en animales. Además, según el documento, “se observó una eficacia protectora frente a monkeypox del 100 por ciento en estudios de desafío en animales, incluidos macaco”.
Esta vacuna no está autorizada para su uso en la población infantil, embarazadas y mujeres lactantes, sin embargo, no se contraindica en estas poblaciones, y se ha utilizado en los brotes ocurridos en Reino Unido en la población infantil.

En base a la evidencia actual, la Ponencia de Vacunas, en el momento actual, y teniendo en cuenta el desconocimiento de la disponibilidad de dosis, recomienda priorizar la vacunación posexposición. No se recomienda, en estos momentos la vacunación preexposición, “aunque podría recomendarse más adelante en función de la disponibilidad de dosis y la evolución del brote”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.