Ser médico cooperante "no es ir quince días a ver la pobreza"

Elena Trigo, médica internista, explica que tener un "enfoque transcultural" es "fundamental" para ejercer la profesión

Elena Trigo en Etiopía en el pabellón de lepra.
Ser médico cooperante "no es ir quince días a ver la pobreza"
sáb 03 agosto 2019. 13.00H
“Es importante entender que las personas con más oportunidades tenemos la obligación de poner al servicio de otras realidades nuestros conocimientos y formación”, explica Elena Trigo, médico internista que trabaja en Madrid y que también es cooperante de Médicos del Mundo. Ella es una de los cientos de facultativos españoles que cada año viajan a otros países para trabajar y ofrecer su experiencia sanitaria a los que más la necesitan.

En una entrevista con Redacción Médica, Trigo, que es especialista en Medicina Tropical y del Viajero, cuenta su experiencia en países como Bolivia, Etiopía y Brasil, donde “la salud no se ve igual que desde el sistema de salud español”. “Los medios son muchos menos, el contexto social es mucho más complicado. Al final, consiste en hacer tu trabajo con una serie de riesgos y en situaciones más vulnerables”, añade.

Preguntada por el motivo que le impulsó a ser cooperante contesta que para ella “no hay una opción de hacerlo o no hacerlo”, aunque sí que reconoce que “la cooperación no solo se hace en otros países, se trata más de enfoques”. Para la facultativo, ser cooperante no se trata de ir quince días “a ver la pobreza”, sino “cambiar el enfoque: ver las necesidades del lugar en cuestión y ver si tú puedes responder a ellas”.

La parte positiva de la Medicina es que la actividad médica se puede llevar a todos los sitios del mundo, con lo que, según explica, también es una oportunidad para poder trabajar en más lugares.


“Es fundamental conocer el contexto de la enfermedad”


Elena Trigo, como se dedica a la Medicina Tropical, trabaja con “personas que se mueven, con enfermedades asociadas a los movimientos humanos”, reconoce que ser cooperante le enriquece. “Para mí, conocer la realidad de primera mano, y conocer el contexto de la enfermedad es fundamental para poder empatizar. Ese enfoque transcultural que aplicamos en la Medicina es fundamental”, añade.

La médico dice que es muy crítica con algunos que tienen la idea que ir de cooperante es “ir donde sea a ver la pobreza y la vulnerabilidad de un lugar”. Para ella, la idea es “pensar en las necesidades de los distintos terrenos y decir sí tú puedes responder a esas necesidades. Ya no es tanto qué gano yo, sino que, desde las necesidades que tienen las distintas poblaciones, si eres el perfil profesional correcto y puedes ayudar a crecer al terreno en cuestión y acortar las distancias”.

“Yo animo a la gente a que tenga ese enfoque, no tanto del yo, sino de ellos”, apunta Trigo.

Para ser cooperante, “es importante entender que las personas que tenemos más oportunidades tienen la obligación poner al servicio de otras realidades lo que tienen”. “Las personas de países desarrollados tenemos que ser conscientes de las oportunidades que tenemos y poder aplicar todo ese conocimiento. Me parece que es de recibo”, asegura.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.