Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Política Sanitaria > Medicina

Los fármacos de liberación lenta controlan mejor la esquizofrenia

El paciente solo se inyecta la dosis cada varias semanas

El jefe del Servicio de Psiquiatría del Doctor Rodríguez Lafora de Madrid, Fernando Cañas.
Los fármacos de liberación lenta controlan mejor la esquizofrenia
Redacción
Miércoles, 18 de mayo de 2016, a las 16:50
Los antipsicóticos de liberación lenta han cambiado la vida del paciente con esquizofrenia. Entre otras ventajas –como la de no tener que inyectarse el medicamento cada día–, el paciente recibe menos dosis que con la vía clásica de administración, y, por lo tanto, ve mejorada su tolerancia al fármaco, según ha explicado Fernando Cañas, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Doctor Rodríguez Lafora de Madrid y coordinador de una jornada monográfica que culmina una serie de encuentros conocidos, en conjunto, como Proyecto Ability Challenge.

Según ha precisado este especialista, existen “ventajas claras” en la forma de administración de este tipo de tratamientos. “El paciente no tiene que estar pendiente de tomar el medicamento de forma diaria”, sino que entre una administración y la siguiente transcurre un “período prolongado” de varias semanas.

Además, Cañas ha explicado que los tratamientos inyectables “no tienen que pasar por un primer eslabón metabólico del hígado, por lo que los niveles de fármaco que hay que administrar son en principio más bajos”. Por último, “la liberación prolongada facilita que no haya picos y caídas, y proporciona niveles de fármaco más estables”.

Todo ello, según ha expuesto Cañas, “facilita el poder seguir ese tratamiento prolongado de manera más sencilla”. El cumplimiento terapéutico resulta fundamental en el manejo de la esquizofrenia para evitar que el paciente sufra recaídas de la enfermedad. “Desde el punto de vista individual, cada recaída supone un descenso en las posibilidades de recuperación y de reintegración, porque afectan al individuo incluso a nivel cerebral”, ha revelado Cañas, “lo que provoca  que las consecuencias se vayan haciendo cada vez más difíciles de revertir”.

Andalucía, Cataluña, Castilla y León, Comunidad Valenciana, País Vasco y Madrid, son las comunidades autónomas que han acogido este ciclo de jornadas a partir del título ‘Acciones locales en desafíos globales en el Manejo de la Esquizofrenia’, dentro del programa Ability Challenge, que llevado a cabo la alianza Otsuka-Lundbeck y que dará comienzo este viernes a las 19 horas en el Hotel Barceló de Aranjuez, y continuará a lo largo de la mañana del sábado.

Integración laboral y apoyo familiar

Además de las terapias, el apoyo social al paciente se revela también fundamental para mejorar su calidad de vida. “La esquizofrenia conlleva numerosas barreras, como cuando el paciente quiere buscar un trabajo o establecer relaciones”, ha añadido Cañas. “Lo importante es transmitir una información adecuada y equilibrada acerca de cuál es la naturaleza del problema, y cuáles son sus implicaciones. Lo que necesitan las personas en el proceso de rehabilitación es protección hasta que desarrollen una actividad normal”, ha zanjado.