16 nov 2018 | Actualizado: 13:15

Los 7 consejos médicos para que no te ahogues este verano

El Colegio de Médicos de Valencia lanza recomendaciones ante el aumento de casos en playas y piscinas

Playa en Valencia.
Los 7 consejos médicos para que no te ahogues este verano
mar 14 agosto 2018. 10.40H
Redacción
El Colegio Oficial de Médicos de Valencia (ICOMV) ha mostrado su preocupación por el elevado número de casos de ahogamiento en la Comunidad Valenciana. Por ello, ha lanzado una serie de recomendaciones para evitar los riesgos en las zonas acuáticas, así como ha recordado lo que se debe hacer ante un caso de ahogamiento.

El experto en emergencias sanitarias y consejero del ICOMV Rafael Romero ha incidido en la importancia de la prevención y seguridad en playas y piscinas ante los diferentes peligros que se asumen, en algunos casos de manera imprudente, durante las vacaciones de verano. Los siete consejos médicos que ha comunicado son los siguientes:

• Hacer caso a las normas de seguridad como las banderas e instrucciones de baño en playas con vigilancia.
• En aquellas que no exista vigilancia extremar las medidas de seguridad y preferiblemente no bañarse en solitario.
• Evitar el baño nocturno y nunca habiendo consumido bebidas alcohólicas o drogas.
• Evitar las corrientes marinas nadando siempre en paralelo a la playa, asimismo evitar inmersiones en ríos caudalosos y cascadas ya que pueden existir corrientes y remolinos en muchos casos no perceptibles.
• Evitar los saltos al agua desde acantilados y salientes. Muchos de los traumatismos y lesiones medulares en época estival se producen por saltos y zambullidas en lugares escarpados y con poca profundidad.
• Se recomienda acompañar siempre a niños y ancianos en el baño. Los niños pueden ahogarse en escasos 20 centímetros de agua. Para ello, es muy importante evitar las distracciones como el uso del móvil u otros dispositivos durante el tiempo de baño del menor.
• Evitar los zambullidos de golpe para evitar el síndrome de hidrocución que no hace referencia a problemas digestivos sino a cambios bruscos de temperatura. Para ello, es recomendable mojar previamente partes del cuerpo como la nuca, axilas o estómago.


La maniobra de rescate


Asimismo, los médicos han explicado que tras el ahogamiento de una persona, los primeros minutos son trascendentales. La seguridad del rescatador no profesional es fundamental para evitar que una situación de riesgo se termine agravando por la implicación de más personas. Por ello, recuerdan que antes de realizar una maniobra de rescate hay que comprobar el peligro que puede suponer dicha acción.

Si el ahogado esta inconsciente, pero respira, hay que situar al sujeto en Posicional Lateral de Seguridad, para evitar que el afectado pueda ahogarse con sus vómitos u otros fluidos.

Por otra parte, si el ahogado no responde y no respira en primer lugar llamar a los servicios de emergencias sanitarias 112 e iniciar maniobras de Reanimación Cardio Pulmonar básica. Para ello, hay que colocar una mano sobre la otra entrecruzadas en forma de abanico y realizar 30 compresiones en la línea entre las dos mamas, justo en el centro del esternón.

Estas compresiones deben de ser de entre 4 y 6 centímetros de profundidad para garantizar la efectividad de la compresión. Finalizadas las 30 compresiones se realizan dos insuflaciones de aire por la boca. Esta secuencia de la maniobra de reanimación no se debe suspender hasta la llegada de los servicios sanitarios.


El sentido común debe ser la principal precaución


Por último, Romero ha señalado que para practicar actividades deportivas y de ocio en el medio acuático o simplemente tomar un baño en cualquiera de sus playas, piscinas, ríos y pantanos hay que tener respeto y preparación, sabiendo nadar y en condiciones físicas adecuadas. Además, el sentido común debe ser la principal precaución a la hora de realizar este tipo de actividades.




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.