Los médicos apuestan por fiscalizar las horas trabajadas en lugar de limitar el ejercicio en ambos sectores sanitarios

Liberalizar la actividad médica pública-privada exige un control de jornada
Tomás Cobo


29 jun 2021. 18.20H
SE LEE EN 3 minutos
La incompatibilidad entre la actividad pública y privada es uno de los aspectos que más preocupa a los médicos en relación al Anteproyecto de Ley de Prevención de Conflictos de Intereses del personal al servicio del sector público que prepara el Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

El documento, sometido ya a consulta pública, aboga por compatibilizar el ejercicio público y privado a través del cargo y no por un plus o complemento. En este sentido, la profesión considera que lo más importante, más allá de las compensaciones de exclusividad, es "comprobar el número de horas que un profesional médico trabaja" y con ello su seguridad profesional.

"Lo que tenemos que vigilar no es que trabajen en la pública o en la privada sino cuántas horas trabajan en cada sector. Lo mismo que un camionero conduciendo un camión o un piloto en un avión", afirma Tomás Cobo, como presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom). 

Para el colectivo, es de vital importancia controlar la jornada que realiza un profesional médico, especialmente "en un entorno con alta presión asistencial", de cara a garantizar su seguridad y la de los pacientes. Es la primera vez que la profesión lanza esta propuesta en firme con el objetivo de acotar y controlar el número de horas trabajadas por los médicos que compaginan su actividad.

Sinergias público-privadas 


A pesar de ello, el colectivo coincide en que dicho complemento específico, un 'bonus' con el que se premia la dedicación exclusiva a un sector, supone un "concepto antiguo" y casi "inexistente" en la mayoría de sistemas autonómicos.

En cualquier caso, la exclusividad en la sanidad pública o en la sanidad privada es un "tema que ya se ha superado en la mayoría de autonomías", asegura Cobo, partidario de establecer sinergias entre ambos sectores dentro del ámbito sanitario.

"La cooperación entre la pública y la privada sin duda tiene que existir", indica, teniendo en cuenta que el 23 por ciento de la atención sanitaria en España depende del sector privado. Este tipo de sinergias, puntualiza, deben estar siempre "dentro de un marco de absoluta transparencia" y tener un objetivo claro como es "mejorar la asistencia de los pacientes".  

Como modelo de éxito, Cobo señala los convenios de colaboración existentes en muchas administraciones que dedicar listas de espera de pacientes al ámbito de la sanidad privada y que, a su entender, funcionan "extraordinariamente bien". También pone como ejemplo el sistema de Muface del que dependen todos los funcionarios públicos.  "Eso es lo que tendremos que potenciar si es necesario", argumenta.  

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.