Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 18:30
Política Sanitaria > Medicina

La OMC avala que se cedan datos de pacientes de la pública a manos privadas

MedLab.email procesa y clasifica datos introducidos por el médico sobre su tarea asistencial diaria

Juan José Torres, Mónica Terán, Pedro Hidalgo, Juan José Rodríguez Sendín y Arni Giraldo.
La OMC avala que se cedan datos de pacientes de la pública a manos privadas
Redacción
Cristina Cebrián
Martes, 21 de febrero de 2017, a las 15:20
La Organización Médica Colegial (OMC) ha presentado este martes MedLab.email, "una herramienta para el #MédicoDelFuturo" cuyo objetivo declarado es facilitar el día a día de los profesionales y conectar a la comunidad médico-científica. Sin embargo, las buenas intenciones de esta iniciativa recuerdan al plan de gestión del big data sanitario que intentó en Cataluña el consejero de Salut, Boi Ruiz. Un proyecto que generó una gran polémica entre profesionales y usuarios de la sanidad pública por la supuesta mercantilización del sistema sanitario y que finalmente, ante el rechazo generalizado, fue desechado por Antoni Comín nada más asumir el cargo.

"No se parece en nada a Cataluña, aquello es de comunidad autónoma y tiene un marcaje político; esto es solo profesional", ha desmentido Juan José Rodríguez Sendín a este diario. Según ha subrayado la OMC, no habrá cesión de datos de los colegiados puesto que la legislación no lo permite. No obstante, lo que no se ha desmentido es que, mientras el proyecto catalán pretendía ceder datos anónimos en bloque de la asistencia pública a manos privadas, en este caso la OMC avala con su apoyo a MedLab que los médicos colegiados introduzcan voluntaria e individualmente datos de su labor diaria con los pacientes de la sanidad pública para que una empresa privada los procese y se los clasifique de forma encriptada.

El todavía presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, aseguraba en la presentación sentirse muy feliz por poder disponer de esta plataforma, una herramienta que sea exclusiva para los médicos, que sea segura -"aunque la seguridad absoluta no existe"- y que no sea gratis pero que no tenga coste alguno para la OMC. A pesar de esas premisas, cabe destacar que la decisión de apoyar esta plataforma no se ha sometido a votación en la Asamblea general de la OMC "porque no somos nadie y no tenemos nada que aprobar, sólo informamos de lo que tienen los médicos a su disposición, no hay coste añadido", ha dicho su presidente. 

Apoyo sin especificar

Tras el acto de presentación quedan dudas en el aire sobre cómo se va a gestionar la unión entre la OMC y la plataforma, que estos días publicitaba en su web el apoyo de la corporación, pese a que no ha concretado de qué tipo de apoyo se trata -de difusión, comercial, económico, etc-. A este respecto, ha quedado constancia de dicho apoyo en todo el material informativo aportado durante la presentación, donde el logotipo de la OMC aparece junto al de la empresa privada encargada del proyecto.

La OMC no ha especificado qué tipo de apoyo da a la empresa encargada del proyecto



La adhesión voluntaria de los profesionales facilitará que la información sanitaria, siempre especialmente sensible, quede en manos de una empresa privada que cuenta con el aval de la corporación, un grupo del que es propietario Luis M. Velasco, abogado y economista que posee además varias empresas, según expone en su perfil de la red profesional LinkedIn. 

La gestión de esta información se llevará a cabo por Medysoft, el software de gestión de pacientes incorporado por MedLab.email, y que tiene detrás a Juan José Torres, vocal del Colegio Oficial de Médicos de Badajoz, como 'alma mater' del proyecto, presente también en el acto de presentación. 

Sin embargo, también aparece como creador de Medysoft Iván Rosado Pacheco, un joven extremeño especialista en información y documentación, CEO de la compañía desde 2013, según él mismo expone en su red profesional. 

Servicios ¿nuevos?

Hasta ahora, la propia OMC ya contaba con un área tecnológica gestionada por seis personas que se encarga de administrar los servicios electrónicos y los sistemas de comunicación corporativa. En definitiva, de todas las necesidades tecnológicas. 

Además, esta unidad fue la encargada de desarrollar el carnet de médico colegiado de la OMC que, con certificado digital y firma electrónica se convierte, según describen, "en una solución creada por y para los médicos, una llave de acceso universal, segura y fiable a los servicios sanitarios que permite también el desarrollo de nuevos servicios, con el pleno respeto de los derechos de los pacientes.

Por su parte, la OMC ha querido aclarar a este diario, vía su perfil de Twitter, que no es posible la cesión de datos de los colegiados -como ha respondido el propio presidente en el acto de presentación- y que MedLab ofrece un software de historias clínicas en el ejercicio privado de la profesión, pese a que este concepto de 'ejercicio privado' no aparece en la documentación facilitada en la rueda de prensa ni se mencionó como tal durante la misma.