Considerar violencia machista agredir a una médica divide a los colegios

La actual legislación considera las agresiones como atentado contra la autoridad

Las agresiones a médicas no se consideran violencia de género
Considerar violencia machista agredir a una médica divide a los colegios
dom 16 diciembre 2018. 16.00H
Las agresiones a profesionales son un problema que, lejos de desaparecer, se han convertido en una constante. Casi cada semana, un nuevo caso salta a la luz pública. La mayoría de ellos, en un sector tan feminizado como el sanitario, tienen como protagonistas a un paciente hombre que usa la violencia contra una mujer médico. ¿Deberían considerarse tales agresiones como violencia de género? Los Colegios profesionales consultados por este medio se dividen entre si deben juzgarse como tal, considerarlo un agravante o continuar con la consideración de atentados contra la autoridad.

Con la actual legislación, y como ya explicó a Redacción Médica la letrada Sara Sánchez Mollá, solo se consideraría un caso de violencia machista si existiese algún tipo de relación sentimental entre ambas personas. Además, según explicó la experta, "no hay ningún tipo de agravante por el hecho de ser mujer, se considera igual que si fuera un médico", por lo que los agresores son juzgados por un delito de atentado contra la autoridad.

Ante la gravedad de hechos como el ocurrido en Jaén hace apenas unas semanas, en el que un paciente dio un puñetazo a su médica, quien sufrió heridas en nariz y boca; este periódico se ha puesto en contacto con distintos Colegios Médicos españoles para preguntarles si este tipo de agresiones de pacientes a médicas deberían ser juzgados como casos de violencia de género. 

"Atentados constitutivos de Violencia de Género"


Hay colegios que se han mostrado claramenta a favor de un cambio normativo para juzgarlos como casos de violencia de género, como los de Granada, Badajoz y Ourense.

El Colegio de Médicos de Granada es consciente de que la legislación actual es rígida en este sentido: "La consideración de agresiones a mujeres en el ejercicio de la Medicina como supuestos 

"Las agresiones de pacientes hombres a mujeres médicas han de ser consideradas atentados constitutivos de violencia de género"


encuadrables en la Ley de violencia de Género, hasta ahora no tiene amparo legal". 

Sin embargo, se muestran optimistas ante el hecho de que esto pueda cambiar en un corto periodo de tiempo: "En los primeros meses de este año, el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado que contabilizará como violencia de género cualquier forma de violencia contra la mujer por el mero hecho de serlo", explican desde el organismo, que se muestra a favor de la decisión: "Este Colegio está plenamente a favor de cualquier cambio normativo que ofrezca una mayor protección a la mujer, ya sea médica o no, y que sirva a erradicar esta lacra social o al menos a paliar la situación que actualmente se padece".

En el mismo sentido se mueve el Colegio de Badajoz: "Atendiendo a las principales novedades que incorpora el reciente Pacto de Estado en materia de Violencia de Género, hemos de señalar que la propia definición se amplía y ya no se considerará como tal a la ejercida por parejas o exparejas, sino todos los tipos de violencia contra mujeres", se felicita Pedro Hidalgo, presidente del Colegio, que añade: "Por ello, las agresiones de pacientes hombres a mujeres médicas han de ser consideradas atentados constitutivos de violencia de género".

También apoyaría la medida el Colegio de Médicos de Ourense: "Aunque jurídicamente no se considere un agravante al atentado a la autoridad, ya que debe existir una relación personal para que sea considerada violencia de género, las últimas consideraciones y declaraciones de distintos foros nacionales e internacionales hablan de violencia de género en todos los casos en los que un hombre agrede a una mujer (como concepto sociológico). Por tanto, sería deseable que ese concepto tuviera una traduccion juridica como tal".

Confiar en la Justicia


Otros colegios profesionales delegan la responsabilidad en la Justicia, pero creen que las agresiones paciente-médica no deben considerarse casos de violencia de género de forma generalizada

"Atentar contra la autoridad médica es motivo suficiente para aplicar medidas punitivas ejemplares"


"Como no formamos parte del estamento judicial no podemos pronunciarnos con rotundidad sobre los hechos planteados", se justifican desde el Colegio de Médicos de Tenerife. En la misma línea lo hace su homónimo de Castellón: "Entendemos que atentar contra la autoridad médica es motivo suficiente para aplicar medidas punitivas ejemplares.  instamos a las autoridades judiciales, a quien compete dilucidar el tipo de delito, a analizar si se dan circunstancias agravantes, reincidencia, o cualquier otro factor que apunte a una mayor culpabilidad del autor".

"Desde el Colegio de Médicos de la Región de Murcia, opinamos que las agresiones de pacientes hombres a mujeres médicas solo pueden considerarse casos de violencia de género en los casos en los que la agresión tiene un origen machista o de discriminación por sexo", detalla el organismo, que concisa su opinión: "En el caso de la agresión en el centro de salud Virgen de Linarejos, el agresor atacó a la médica por no querer ser atendido por ella simplemente por el hecho de ser una mujer. En caso de ser hombre, esta agresión no se habría producido, por lo que claramente responde a una cuestión de género", explican.


Agravante


No obstante, consideran que se trata de una excepción: "De forma generalizada y sin estas particularidades, consideramos que las agresiones de pacientes hombres a mujeres sanitarias, no pueden contener el agravante de sexo si la agresión no está relacionada con ello".

Desde el Colegio de Médicos de Toledo sí que creen que las agresiones de pacientes hombres a médicas mujeres deben ser considerados como casos de violencia de género, pero con matices. "Hay más agresiones a mujeres y mayoritariamente vienen de hombres, parece evidente que puede haber un componente machista", explica Raúl Calvo Rico, secretario general del Colegio de Médicos de Toledo, que añade: "Creemos que debe juzgarse como atentado a la autoridad pero, probablemente, tiene que haber un agravante de violencia de género". 

"En situaciones puntuales y en esos determinados casos -como el de Jaén- , sí puede existir un 

"Debería considerarse el agravante de violencia de género"


agravante de discriminación sexual o racial", defienden desde el Colegio de Médicos de Cádiz, que cree necesario "realizar un estudio de cada caso". 

Lo mismo piensa el Colegio de Médicos de Ciudad Real: "La agresión a la que hacen referencia tiene un trasfondo que la diferencia de otros casos. Según se puede leer en la prensa, se trató de una agresión cuyo origen está en el hecho de que la doctora fuera una mujer ya que supuestamente el acusado, por su cultura, rechaza ser atendido por mujeres. Por tanto se puede inferir que en este caso sí debería considerarse el agravante de violencia de género".

El Colegio de Médicos de Barcelona también defiende esta idea. Sin conocer los pormenores de la situación laboral de la agredida y con las debidas precauciones por desconocer los datos obrantes en los autos y dando por válidos los hechos descritos por los diversos medios de comunicación, explican desde la corporación, "no sería un supuesto de violencia de género al no ser la víctima ni pareja legal o de hecho, coetánea o anterios, del agresor". Sin embargo, añaden, "podría ser aplicable la circunstancia de agravante".

Menos efectivo


El Colegio de Médicos de Valencia, tras valorarlo con lo servicios jurídicos, "no considera viable esa tramitación por vía de un delito de violencia de género ya que no está previsto en el código Penal, y por ello puede ser menos efectivo para la víctima, porque el delito contra la autoridad público previsto en el código Penal para agresiones a médicas prevé incluso penas superiores". Por eso, y con la legislación vigente en la mano, desde la corporación añaden: "En relación a la posibilidad de encuadrar la agresión a una médica, dentro del delito de Violencia de Género, desde un punto de vista jurídico no parece posible". 



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.