Consejos para el médico colapsado: ¿tu salud importa más que el paciente?

Una psicóloga ofrece ocho consejos a los médicos para evitar llegar a un estado de 'burnout' o colapso

Las largas horas de trabajo y la insuficiente remuneración, entre las causas del 'burnout'.
Consejos para el médico colapsado: ¿tu salud importa más que el paciente?
vie 19 abril 2019. 10.00H
Uno de cada tres médicos se han sentido colapsados ('burnout') o deprimidos a lo largo de su carrera profesional. En concreto, el último informe de Medscape al respecto apunta al "descontento profesional", la "insuficiente compensación económica", las "largas horas de trabajo" y el exceso de "tareas burocráticas" como principales razones de esta situación de agotamiento generalizado en el sector sanitario. Existe una creciente evidencia de que el agotamiento del médico puede estar asociado con errores importantes, como se indica en un estudio realizado en 2018 por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford en California.

Ante esta situación, la doctora en Psicología Nicola Davis ha compartido en la revista 'Cardiology Advisor' ocho consejos para que el médico supere el colapso psicológico o 'burnout'. Uno de estos consejos es el facultativo debe dar prioridad su propia salud sobre la del resto de pacientes: "Hay que priorizar el autocuidado. Es importante mantener un patrón de alimentación saludable, hacer ejercicio regularmente y salvaguardar la salud mental. Si no te encuentras bien, es recomendable que te tomes el día libre cuando pueda".

Davis hace especial hincapié en que "el presentismo, o estar en el trabajo a pesar de una enfermedad, puede ser más perjudicial que la ausencia; puede estar menos alerta durante su turno, prolongar su condición o incluso transmitir su enfermedad a compañeros de trabajo y pacientes vulnerables".

Consejos para reforzar la resiliencia


El resto de propuestas de Davis están dirigidas a reforzar la resiliencia del profesional sanitario, es decir, a mejorar su tolerancia a la frustración y las adversidades: 

● Confíe en sus relaciones: hable con un ser querido, amigo, compañero de confianza o con un grupo de apoyo profesional. Sufrir en silencio solo aumentará el estrés, como señala esta psicóloga.

Mantén una visión positiva de ti mismo: recuerda que eres capaz, incluso si no siempre te sientes así. Eres un profesional médico capacitado y tienes las habilidades necesarias para ser eficaz en el trabajo. También es vital recordar que puede seguir aprendiendo nuevas habilidades a lo largo de su carrera.

Construye tu confianza: el concepto de autoeficacia está relacionado con mantener una visión positiva de ti mismo, algo que Travers describió como la "creencia de que puedes hacer las cosas en varios dominios. Davis incide en que el establecimiento de metas, en particular, ayuda a construir esta confianza en sí mismo ". Al desarrollar tu confianza, puedes ayudar a distinguir entre la autoeficacia y la autoestima. "La autoestima es un sentido de valor, mientras que la autoeficacia es la confianza en sí mismo y en su capacidad para hacer las cosas", explica Travers.

Tener intereses fuera del trabajo: si te gusta cocinar, practicar un deporte, ver películas o ir de pesca, fomentar los intereses no relacionados con el trabajo te ayuda a revitalizar tu mente y tu cuerpo cuando te enfrentas al estrés en el lugar de trabajo.

Mantener una perspectiva saludable: durante los tiempos difíciles, es fácil exagerar los acontecimientos negativos. Esfuérzate por mantener una visión realista de las situaciones. Es conveniente tomarse un tiempo antes de responder o tomar decisiones.

Tenga una visión flexible y esperanzadora tanto de su carrera como de su vida: los caminos personales y profesionales no siempre son lineales. Sin embargo, esto no es algo que temer. Las fluctuaciones en sus experiencias profesionales pueden incluso ser enriquecedoras, brindándote la oportunidad de crecer de una manera que no hubiera sido posible si su trayectoria profesional hubiera sido más lineal. Aprenda a ver cualquier contratiempo o desvío como oportunidades para convertirse en un médico aún mejor.

Recuerde que curar a otras personas es la vocación de un médico: un estudio cualitativo de 18 residentes de Ginecología realizado por investigadores de la Universidad de Nueva York, Langone Health, sugirió que la vocación de un individuo por la profesión médica es un factor importante en su capacidad de recuperación. Davis recuerda que tener en cuenta el sentido de su profesión y por qué se embarcó en ella puede ayudarle a encarar situaciones adversas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.