21 de octubre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:20
Política Sanitaria > Medicina

"Uno de cada diez pacientes con neumonía grave fallece"

Carlos José Álvarez detalla que la mortalidad de las neumonías con fracaso multiorgánico alcanza el diez por ciento

Carlos José Álvarez, neumólogo del Hospital 12 de Octubre de Madrid y presidente del Comité Científico de Neumomadrid.
"Uno de cada diez pacientes con neumonía grave fallece"
Sandra Melgarejo
Miguel Fernández de Vega
Lunes, 13 de junio de 2016, a las 10:00
“Las neumonías son muy frecuentes. En determinados grupos de edad y de riesgo su prevalencia puede llegar a ser de entre el uno y el cinco por ciento, y es la quinta causa de muerte en todo el mundo. En concreto, la neumonía grave es la que más sufrimiento produce al paciente, requiere ingreso y uno de cada diez pacientes fallece por esta causa, a pesar de que se le haya puesto una antibioterapia correcta”. Así lo ha detallado Carlos José Álvarez, neumólogo del Hospital 12 de Octubre de Madrid y presidente del Comité Científico de Neumomadrid, quien ha moderado una sesión del 49ª Congreso Nacional Separ sobre el reto que suponen las neumonías graves para los neumólogos, en la que han participado dos investigadores de talla internacional: Rosario Menéndez,  responsable del grupo de Infecciones Respiratorias del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe de Valencia, y Antoni Torres, jefe del equipo Idibaps (Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer de Barcelona) de Investigación aplicada en enfermedades respiratorias infecciosas.

La primera ha hablado de un grupo de neumonías en las que no solo falla el pulmón, sino también otro órgano, como el riñón o el sistema nervioso central. “Si la mortalidad de las neumonías no complicadas es del dos por ciento, la de las neumonías con fracaso multiorgánico alcanzan cifras del diez por ciento”, ha indicado Álvarez. Menéndez dirige un grupo de investigación que ha reclutado una cohorte de casi 4.000 pacientes españoles. “Los investigadores han encontrado que este tipo de enfermedad se acumula mucho más en determinados grupos de riesgo de la población, como personas mayores de 65 años, pacientes con EPOC, pacientes con ingesta excesiva de alcohol, hepatopatía o diabetes. La importancia del hallazgo es que, una vez reconocidos estos grupos, se pueden llevar a cabo determinadas acciones preventivas como, por ejemplo, dejar de fumar o la vacunación”, ha explicado el presidente del Comité Científico de Neumomadrid.

Carlos José Álvarez destaca la magnitud de la neumonía grave.

Respecto a esta última medida, Álvarez ha comentado que “no todas las comunidades autónomas cubren la vacunación antineumocócica para estos grupos de riesgo, por lo que investigaciones así permiten informar a la Administración para que tome la decisión de vacunar también a estas personas”.

Por su parte, Torres ha analizado el papel de los corticoides en la neumonía adquirida en la comunidad (NAC) severa. “La inflamación que produce la defensa del organismo frente al germen es un elemento cardinal en la neumonía. Ya que los corticoides son los antiinflamatorios más potentes, Torres ha hecho un estudio que demuestra que el uso de estos fármacos, a dosis no muy altas y durante no mucho tiempo, es seguro y se asocia a una mejor evolución y a un mejor pronóstico. El reto ahora es hacer llegar esta información a otros profesionales, no solo a neumólogos, sino también a intensivistas, internistas y médicos de Urgencias”, ha señalado Álvarez.