Los médicos españoles, contrarios a que el Ministerio de Ciencia cambie los nombres de estos galardones

"Gregorio Marañón se ganó la denominación del premio Nacional de Medicina"
Manuela García


10 jun 2021. 16.20H
SE LEE EN 4 minutos
La decisión del Ministerio de Ciencia e Innovación de cambiar los nombres a los Premios Nacionales de Investigación ha caído como un jarro de agua fría, especialmente en los sectores candidatos a estos galardones. El departamento liderado por Pedro Duque ha decidido eliminar los nombres de científicos españoles asociados a estos reconocimientos, que pasarán a ser nombrados únicamente por el área en el que se concede.

Así, el Premio Nacional de Biología dejará de ser conocido como Santiago Ramón y Cajal, el de Humanidades como Ramón Menéndez Pidal y el de Medicina como el premio Gregorio Marañón.

Aunque el ministerio no ha desvelado los motivos por el momento, hay quien piensa que dicho cambio  puede esta relacionado con la polémica negativa del Ministerio de Fomento de permitir que el aeropuerto de Murcia se denomine Juan de la Cierva debido a su vinculación ideológica con el "franquismo".

El nombre del inventor era, hasta ahora, el escogido para denominar el Premio Nacional de Investigación de Transferencia de Tecnología, por lo que también desaparecerá con la modificación planteada por el departamento de Pedro Duque. El ministerio niega dicha vinculación, puesto que el cambio de nomenclatura ya se anunció en el mes de marzo en el BoletÍn Oficial del Estado. 

"Gregorio Marañón se ha ganado la denominación del premio"


En cualquier caso, la modificación no ha sentado del todo bien a la comunidad médica. El colectivo ve necesario tener "una memoria" que ponga el valor los logros de personalidades como Gregorio Marañón. "Era una persona austera, humanista, liberal y fue un gran investigador. Prácticamente se considera el padre de la Endocrinología moderna", afirma Manuela García, vicepresidenta de la Organización Médica Sindical.

Logros que, en su opinión, hacen que se haya ganado la denominación del premio más importante concedido a la investigación científica a nivel nacional. "Hay que valorar que los cambios sean oportunos o no", plantea la facultativa. 

Las críticas también llegaban desde el plano político. El propio presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, aseguraba a través de las redes sociales que seguirán "luchando para que el aeropuerto Internacional de la comunidad lleve el nombre de Juan de la Cierva, al que se refiere como "uno de los murcianos más universales de todos los tiempos". "Pese a quien pese, su nombre seguirá ocupando un lugar principal en la historia y en nuestro corazón", aseguraba el dirigente. 

Origen de la polémica


Fue un informe desfavorable de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática lo que tumbó a prinicpios de este mes el proyecto de denominación del aeródromo iniciado por el gobierno murciano en 2017. El motivo, según señalaba el documento, es el vínculo que une al inventor del autogiro con el alzamiento militar de 1936. En concreto, se cree que fue Juan de la Cierva quien alquiló uno de los aviones utilizados por Francisco Franco. Su implicación hizo que la propuesta de reconomiento levantara ampollas desde el inicio, con la negativa de la Federación de Asociaciones de Memoria Histórica de la Región. 

En su informe, Fomento argumenta que la solicitud del gobierno murciano "es contraria a la ley de 2007 (de Memoria Histórica), que pretende evitar toda exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.