23 de septiembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:10
Especialidades > Medicina Interna

Una 'crisis de identidad' en las células hepáticas mejora la diabetes

La 'reconversión' de las células del hígado en células hepáticas mejora los niveles de glucosa

El mismo laboratorio está probando esta estrategia en células hepáticas humanas.
Una 'crisis de identidad' en las células hepáticas mejora la diabetes
Redacción
Lunes, 13 de febrero de 2017, a las 11:00
Conseguir que células del hígado funcionen como células pancreáticas para mejorar así los niveles de glucosa ha sido posible en un estudio producido por el Centro Max Delbrück de Medicina Molecular en la Asociación Helmholtz en Alemania. Aunque de momento solo se ha probado en ratones, esta ayuda podría servir a los pacientes diabéticos.
 
El sistema inmunológico de los pacientes con diabetes tipo I, se vuelve contra su propio cuerpo y destruye un tipo de célula pancreática llamada células de los islotes. Sin estas células, el páncreas no puede producir insulina, lo que provoca que la glucosa en sangre se eleve y se llegue a la enfermedad diabética, provocando la necesidad en los pacientes de inyectarse insulina.
 
Sin embargo, esta nueva técnica permite reconvertir células del hígado en células con un estado menos especializado para luego estimular su desarrollo en células con propiedades pancreáticas.
 
El papel clave del gen TGIF2
 
Un gen activo en el tejido del páncreas pero no en el hígado, el gen TGIF2,  juega un papel crucial en la ‘reconversión’ de las células. Nuria Cerda Esteban, miembro del equipo dirigido por el doctor Spagnoli en este estudio, estudió cuál era el comportamiento de las células del hígado del ratón cuando se les proporcionaban copias adicionales del gen TGIF2.
 
En este experimento, las células perdieron por primera vez sus propiedades hepáticas y adquirieron las propiedades del páncreas. Los investigadores trasplantaron las células modificadas en ratones diabéticos y poco después, los niveles de glucosa en sangre de los animales mejoraron, indicando que las células estaban reemplazando las funciones de las células de los islotes perdidas.
 
Aplicación en humanos
 
Los resultados en ratones diabéticos llevan las terapias celulares para pacientes humanos un paso más cerca de la realidad. Spagnoli reconoce que "hay diferencias entre ratones y los seres humanos, que todavía tenemos que superar. Pero estamos en el camino correcto hacia el desarrollo de una 'prueba de concepto' para futuras terapias". El mismo laboratorio está probando la estrategia sobre células hepáticas humanas.