10 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Sin consenso médico sobre un cribado pélvico anual en mujeres sanas

Tres sociedades científicas discrepan sobre su relación coste-beneficio

Las revisiones ginecológicas no incluyen un examen expreso de la pelvis al año salvo si hay síntomas o historia clínica que lo indique.
Sin consenso médico sobre un cribado pélvico anual en mujeres sanas
mar 14 marzo 2017. 16.50H
Redacción
Tres sociedades médicas estadounidenses no se ponen de acuerdo a la hora de proponer un cribado anual del suelo pélvico en todas las mujeres.

Hasta la fecha no existe tal indicación salvo si las pacientes cumplen factores de riesgo bien delimitados para enfermedades de esa zona (como el cáncer de ovario, entre otras). Ahora, los servicios de Medicina preventiva de aquel país, en concreto la United States Services Task Force (Uspstf), ha sorprendido a la comunidad científica al proponer un cribado anual sistemático para todas las féminas.

El razonamiento de este colectivo es sencillo: "Si ya incluimos entre nuestras recomendaciones la revisión anual en mujeres para prevenir el cáncer de cuello uterino, sobrentendemos que ese mismo cribado incluye un examen de la cintura pélvica", ha razonado Maureen Phipps, miembro de la Uspstf.

En cambio, otras dos asociaciones muy influyentes entre los médicos no defienden esa recomendación, tal como ha advertido, en el editorial de su último número, la revista de JAMA de Medicina Interna.

En concreto, la ACP (American College of Physicians) niega valor a la revisión anual de la cintura pélvica a una paciente asintomática sin que haya indicación expresa de hacerla a partir de su historia clínica.

Y el congreso americano de ginecólogos y obstetras (American Congress of Obstetricians and Gynecologist (ACOG) reconoce, en la misma línea que la ACP, que no existe evidencia de que merezca la pena hacer ese cribado anual sistemático, pero matiza que sí procede hacerlo en las mujeres que tengan 21 años o más de edad pero teniendo en cuenta la opinión del especialista.

El editorial de la revista, referente para los internistas de todo el mundo, se pregunta cómo es posible que, a estas alturas, no exista consenso al respecto de un cribado que predeciría diversas enfermedades, algunas de ellas en potencia muy graves.

Falta evidencia sobre el beneficio

Pero al mismo tiempo subraya que esas tres asociaciones coinciden en un aspecto importante: la falta de evidencia empírica de que una revisión al año en todas las mujeres reduzca la incidencia de las enfermedades del suelo pélvico y aporte, por lo tanto, un beneficio comunitario tanto desde el punto de vista médico como de la coste-eficiencia de los recursos sanitarios.

Añade, incluso, la serie de inconvenientes que acarrea la exploración de la cintura pélvica femenina, que incluye el uso del espéculo en la vagina para explorar el cuello uterino y los ovarios.

En líneas generales, los médicos buscan, con estas exploraciones, desde infecciones por herpes, cistitis o procesos inflamatorios de la zona pélvica hasta tumores en el ovario, el útero o el cérvix. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.