El registro SEMI-Covid-19 de la primera ola evidencia que los pacientes eran mayores, mujeres y con mayor comorbilidad

El 2,6% de los ingresados por Covid tiene enfermedades autoinmunes


29 abr 2021. 13.05H
SE LEE EN 2 minutos
El registro clínico Semi-Covid-19, puesto en marcha por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) al inicio de la pandemia, ha evidenciado que en la primera ola hubo una lista de 13.940 pacientes diagnosticados con coronavirus. De este grupo 362 pacientes (2,6 por ciento) tenían enfermedades autoinmunes (EA), con un perfil de personas mayores y más propensas a ser mujeres y con mayor comorbilidad que los pacientes sin EA.

DIRECTO | Accede aquí a la última hora del coronavirus Covid-19

El objetivo de este registro publicado en Journal of Clinical Medicine ha sido describir las características clínicas y la evolución clínica de los pacientes hospitalizados con Covid-19 y enfermedades autoinmunes (EA) en comparación con la población general. Para ello, la Semi ha analizado los datos de una de las cohortes más grandes de pacientes hospitalizados con EA y Covid publicados hasta la fecha (30 de junio de 2020), en 150 hospitales de España.

“Seleccionamos a todos los pacientes con EA incluidos en el registro y los comparamos con el resto de pacientes. El resultado primario fue la mortalidad por todas las causas durante el ingreso, el reingreso y los ingresos posteriores, y los resultados secundarios fueron un resultado compuesto que incluyó la necesidad de ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI), ventilación mecánica invasiva y no invasiva o muerte, así como complicaciones intrahospitalarias”, explican los autores del registro.

En el análisis univariado, los pacientes con EA tuvieron mayor mortalidad, cumplieron con los criterios del resultado compuesto con mayor frecuencia y tuvieron más complicaciones durante la hospitalización. Sin embargo, después de controlar el efecto de posibles factores de confusión conocidos mediante regresión logística multivariante y el método IPSW, la presencia de una EA no implicó un mayor riesgo de estas variables.


Tratamiento en pacientes con EA


El tratamiento habitual con corticosteroides, la edad, la puntuación del índice de Barthel y la comorbilidad, sin embargo, se asociaron con malos resultados. Los fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad biológica (bDMARD) se asociaron con una disminución de la mortalidad en pacientes con EA.

Pocos estudios han evaluado el efecto de diferentes enfermedades autoinmunes sobre el pronóstico de Covid. “En nuestro estudio, analizado individualmente, se observó una peor evolución en pacientes con determinadas EA, como AR, PMR, vasculitis y espondiloartropatías, y mejor evolución en otras, como PSS y SSc”, sentencian los autores del registro.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.