En base a una escala multidimensional se busca obtener un índice que se aplique en el día a día clínico

Profund-IC, el registro de SEMI para clasificar al paciente pluripatológico
Manuel Méndez Bailón, presidente de la Sociedad de Medicina Interna de Madrid-Castilla La Mancha (Somimaca).


14 oct 2021. 20.10H
SE LEE EN 2 minutos
Un registro “sencillo” que permitirá identificar el riesgo de mortalidad y reingreso en pacientes pluripatológicos con Insuficiencia Cardíaca. Esta es el principal beneficio que se extrae de los primeros datos del Registro Profund-IC, una de las principales investigaciones que los internistas traen a la 23 Reunión de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que se está celebrando en Marbella (Málaga).

“Con esta herramienta se puede realizar una estratificación en la toma de decisiones, considerando que los pacientes con mayor riesgo necesitan mayor seguimiento estrecho para que no reingresen. Además, conseguimos optimizar más su tratamiento. Incluso si son pacientes que salen de una fase paliativa, no ofrecerles terapias muy invasivas o agresivas”, explica a Redacción Médica Manuel Méndez Bailón, presidente de la Sociedad de Medicina Interna de Madrid-Castilla La Mancha (Somimaca) y coautor del estudio.

Basado en una escala multidimensional


Para Méndez Bailón el índice es “muy útil” para implantarse en la práctica clínica debido a que se basa en una escala multidimensional. “Valoramos si la edad está por encima de 85 años, la escala respiratoria del paciente, la presencia de anemia y la de cáncer asociado, la ausencia o presencia de un cuidador principal, si ha presentado más de cuatro ingresos en el último año y el grado de discapacidad. Cada una de estas variables tiene una puntación y al final se obtiene el valor del índice Profund”, apunta el internista.

De momento, los primeros datos obtenidos en base al análisis de 250 pacientes (tienen previsto alcanzar los 1.600) cuya enfermedad principal es la insuficiencia cardiaca aguda y con un seguimiento de 30 días apuntan a que si el índice de Profund es mayor a 5 el riesgo de mortalidad precoz y reingreso “es elevado”.

Según apunta Méndez Bailón el objetivo es hacer el seguimiento durante un año, pero los primeros avances reflejan las fortalezas del Registro Profund: “Nos puede dar información clínica en relación a escalas generales. Su aplicación puede darse también en Atención Primaria para detectar a aquellos pacientes que necesitan una continuidad asistencial compartida entre el centro de salud y el hospital. Podemos llevar los cuidados al domicilio a los pacientes que más lo necesitan”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.